sábado, 2 de diciembre de 2017

LOS "BLACKHAWKS" MUTANTES: EL VERDADERO ORIGEN DE LOS NUEVOS X-MEN

Artículo aparecido en Comic Book Artist nº 2, 1997. Traducido por Frog2000.

Nota del editor: contratado para reemplazar a un insatisfecho Stan Lee como Presidente de Marvel, Al Landau conocía bien el negocio y sabía que su alcance era internacional. En algún momento de 1974 se le ocurrió la que posiblemente fuese su única y remota contribución creativa a Marvel Comics, aunque tendría un profundo impacto lucrativo en la compañía. Pero –al típico estilo de Comic Book Artist- dejemos que sean los propios participantes quienes narren la historia. 

Para empezar, aquí tenemos a Roy charlando con Stan.

ROY THOMAS: Creo que Al Landau hizo algo magnífico por Marvel.

STAN LEE: ¿Qué hizo?

ROY: Era 1974. (No mucho después de escalar hasta el puesto de Editor Principal) sugirió que si editaban un cómic protagonizado por héroes nacidos en los países donde Marvel estaba presente en el mercado, probablemente funcionaría muy bien. Yo le comenté: “Hey, ¿qué tal si nos traemos de vuelta a los X-Men e incluimos a un tío de Canadá en el grupo, etcétera?” De nuevo, creo que él estaba pensando más en su otra empresa, Trans World, que en cualquier otra cosa. Pero seguía siendo una buena idea. Así que, al menos hasta cierto punto, tienes que darle el crédito a Al.

Continuamos con unas palabras de Mike Friedrich:

CBA: ¿Cómo te viste envuelto en la creación de los Nuevos X-Men?

MIKE FRIEDRICH: En realidad es una buena historia. Conocí a Dave Cockrum en las oficinas de DC cuando acababa de licenciarse de la Marina. Había acudido para enseñar su portafolio, y creo que fue de esa forma como consiguió el trabajo para la “Legión de Super-Héroes”. Después de ese día seguimos en contacto, y en algún momento del año 1972 me contó sus ideas para unos Nuevos X-Men que él describió como un remozado de su idea para los viejos Blackhawk. Organicé una comida con Dave y Roy Thomas para presentarle a este último los conceptos de Dave. Recuerdo claramente dónde estábamos, tres o cuatro manzanas más allá de Marvel estaba el edificio de la General Motors, y en la primera planta había un restaurante revestido con una temática de automóviles clásicos. A Roy le gustó mucho el sitio. Comimos, y le enseñamos el trabajo que había hecho Dave. Le encantó, y nos aseguró que intentaría hablar con Stan para empezar con el proyecto y que yo sería el guionista. Pasó mucho tiempo antes de que llegase la aprobación, por lo que en ese momento yo me había mudado a California. Tal y como lo recuerdo, Roy había dejado de ser el Editor Principal y Len Wein lo había sustituido, y de alguna forma fue él quien le encargó a Dave el trabajo y me asignó como guionista del primer número. Hace poco estuve charlando con Roy sobre el tema. Aunque él cree que las cosas sucedieron de otra forma.
CBA: ¿Pero se acuerda de si tú estabas involucrado en la propuesta desde el principio?

MIKE: Si, pero puede ser porque yo se lo he recordado alguna vez. Len y yo nunca llegamos a sacar el tema. Nos vimos un par de veces, pero justamente esa fue una de las cosas sobre las que nunca hablamos. Conmigo siempre iba como con pies de plomo, porque yo pensaba que me querían largar de una serie realmente divertida.

CBA: ¿A quién se le ocurrió la idea de que el grupo fuese internacional?

MIKE: Fue idea de Dave desde el principio. Todos los personajes que se presentaron en el primer número fueron los que él nos había enseñado a Roy y a mí. Creo que los había modificado ligeramente, pero todos aparecían en ese primero número. No sé de quién fue la idea de que uno de los personajes fuese asesinado al principio, pero lo de que el grupo fuese internacional fue idea de Dave.

CBA: ¿Aportaste algo al concepto?

MIKE: No, la verdad es que no añadí nada y tampoco participé de ninguna forma en el mismo.

Finalmente, charlamos con Dave Cockrum:

DAVE COCKRUM: En realidad no fue idea mía. Roy nos presentó la idea de que quería una nueva serie de los X-Men, pero también comentó que había que darle un enfoque en plan "Blackhawks mutantes". Cuando nos reunimos en un lujoso restaurante, Roy empezó a desgranar la idea mientras nos decía que pidiésemos lo que quisiéramos. Recuerdo que me tomé una hamburguesa. Parte de su razonamiento, tal y como yo lo entiendo, atendía a que Marvel estaba buscando ampliar mercado en el extranjero. Y entonces, en definitiva, ¡elegimos unas cuántas nacionalidades en cuyos países aún no se estaba vendiendo la serie! De todo modos, todavía teníamos que afinar más el concepto.

CBA: ¿Durante cuánto tiempo estuviste trabajando en la propuesta?

DAVE: Me marché a casa y empecé a diseñar algunos personajes, pero por algún motivo se produjo una pausa en el desarrollo de la serie, un "alto el fuego" que duró meses. Cuando se reanudó todo, Mike Friedrich ya no estaba en el proyecto, pero se había unido Len Wein. Dibujé algunos personajes: al principio la chica negra del grupo se iba a llamar La Gata Negra. Llevaba el mismo uniforme de Tormenta, pero sin la capa, y su pelo tenía un corte gatuno, con orejas en forma de penachos. Su poder era el de que podía convertirse en un felino humanoide, en plan atigrado. También llevaba un collar con una campana. Cuando nos pusimos de nuevo con el proyecto tras ese parón, de repente habían surgido un montón de personajes felinos por todos lados (Tigra, La Gata, Pantha), ¡así que nos dijimos que sería mejor que revisáramos este! Terminó teniendo el pelo blanco, una capa, y se convirtió en Tormenta.

CBA: ¿Y de dónde surge Rondador Nocturno?

DAVE: Cuando todavía estaba en la Marina y era fan de los cómics, mi primera esposa y yo estuvimos viviendo en Guam, en una casa en el quinto pino infestada de cucarachas y ratas. Un día se desencadenó una terrible tormenta y nos quedamos sin electricidad, había mucho ruido y el ambiente estaba muy cargado, y entonces empezó a llover a lo loco con truenos y relámpagos. Para mantenernos ocupados, porque estábamos muy asustados, nos sentamos y empezamos a inventarnos personajes. Ideamos a un dúo, un tío llamado El Intruso, un cruce entre El Castigador y Batman, con un cráneo cromado y un uniforme negro, y a su compañero demoníaco, Rondador Nocturno. La idea original era muy diferente del personaje actual, porque aquel Rondador Nocturno le aullaba a la luna, corría por las paredes de los edificios y hacía todo tipo de mierdas raras. En realidad, era un demonio que al realizar una misión para el Infierno la había fastidiado, y en lugar de regresar y afrontar su castigo, se quedó por aquí y se juntó con este bienhechor. Así que cuando terminó en los X-Men, rehicimos el personaje casi por completo.

No hay comentarios: