lunes, 30 de octubre de 2017

BRAINPOWERED 30: NO HA PASADO NADA, por Warren Ellis

No ha pasado nada. Después de mudarnos al siglo XXI, el mundo ha seguido adelante. Toda la tensión del milenio se ha evaporado, el 2001 pasó de la ciencia ficción a convertirse en un artefacto histórico, y la mayoría de la gente miró a su alrededor y vio que las cosas a este lado de la barrera eran más o menos las mismas que en el otro. Y eso fue todo.

Hoy (lunes), he leído una entrevista con Marilyn Manson, donde explicaba su evocación del CABARET en su última obra como reacción a los tiempos actuales, el vodevil de los treinta como un refugio de la política. Sin embargo, me parece notable que Manson se describa como ampliamente apolítico, lo que hace que te preguntes exactamente para qué se habrá inventado ese refugio. Es un lío interesante. El himno a la decadencia de CABARET solo puede ser poderosamente duradero en su contexto: cuando tienes el conocimiento de que el Tercer Reich espera dos calles más allá, lo que le otorga el final auténtico de todas las verdaderas leyendas, como el último combate en el Ragnarok y la flecha que indica la tumba de Robin Hood. Usar la ropa de la época no ayuda a reiterar las lecciones de su época o de su recreación cinematográfica: que no te puedes esconder del mal, que la maquinaria de las sociedades conservadoras siempre encontrará la forma de aplastar al Too Much Fun Club. Pero la emulación se las arregla para producir otros significantes, quizá bastante graves.

Los artistas populares suelen generar un discurso ambivalente. Son capaces de producir un sentido de colusión en los que de todas formas estaban de acuerdo con ellos: mediante el CD, el libro, la novela gráfica, te digo que somos tú y yo contra el mundo, soy tu amigo / aliado / líder, te entiendo, e inevitablemente también le dicen a la mente receptiva qué pensar y con qué hay que identificarse. Mediante su obra aseguran que este es un momento apolítico, que votar no importa, y que podemos seguir visitando el Kitty Kat Keller mientras podamos.

Relajación post-milenio. No ha pasado nada, nada ha cambiado, y tú y yo no podemos cambiar las cosas.

Estos días he escuchado mucho a Marilyn Manson. La mayoría de su música no me llama, pero disfruto de su personaje, él mismo como arte. Es un hombre inteligente, y sospecho que sus disculpas no solo son artificiosas. Ahora tiene treinta y cuatro años, es un artista experimentado y un manipulador de los medios experimentado, y conoce bien a su público. Y en la actualidad, Estados Unidos y Gran Bretaña son una zona política muerta. George W. Bush no tiene una oposición creíble, y a quien sea que se intente enfrentar a él en 2004 probablemente lo conseguirán anular durante el proceso de candidatura. En Gran Bretaña es lo mismo: el líder de la oposición, Michael Howard, es un monstruo elocuente con tendencias criminales que hasta hace poco había sido rechazado y vilipendiado por su propio partido como un mutante moral.

Frente a esto, es comprensible que se transmita este tipo de mensaje: mejor encuentra un espacio lo bastante alejado de la política, porque estamos un momento en el que votar ya no importa. Estamos todos jodidos. La apatía no es nada de lo que avergonzarse. La ira no tiene sentido.

Y ciertamente vivimos una época en la que en su mayoría, la ira en el arte se ha desvanecido. No hablo del desapego genial del posmodernismo, sino de un giro hacia el interior. El tipo de sacudida emo de los últimos años es un buen ejemplo: la completa eliminación de prácticamente cualquier definición de punk al servicio de lloriqueos acerca de que no tienes una jodida novia. "Punk emocional" = Lloriqueante Música Feúcha para Críos. Deberían poner carteles en las tiendas de guitarras: "Nos reservamos el derecho de no vender a personas que quieran escribir canciones sobre el uso de anteojos y que les hayan dado calabazas chavalas que de todos modos no se sabían ni su nombre".

Parece razonable, pero desde luego, a Manson no le hace daño reforzar la auto-percepción de "persona independiente" de su público.

Pero no obstante, me parece molesto. ¿De verdad que las respuestas de "no ha pasado nada" y "no va a pasar nada y no puedes hacer nada al respecto" son una reacción creativa? ¿No hará que el público alienado se empiece a preparar para una vida condenada a morir con el pelo del color con el que nació e intente conseguir un trabajo en una compañía de seguros? ¿Es ahí donde vamos a acabar? ¿Todo lo que tiene que decir la cultura popular es: "bueno, a la mierda"? ¿Incluso aunque sea una pose de transición?

La lección de la década de los treinta es que en un momento de conservadurismo invasivo y represión progresiva, la mejor respuesta es no tirar por el inodoro tu maldita espina dorsal.

-Warren (en algún momento entre 2002-2004)

viernes, 27 de octubre de 2017

BRAINPOWERED 29: NUEVO DEPORTE CON ESPECTADORES, por Warren Ellis

Este es el nuevo deporte con espectadores: observar la absoluta y horrible desesperación del negocio de la música. Mientras los sellos estadounidenses intentan llamar a sus artistas al orden para que incluyan menos canciones en CD (que como alguien me señaló, es una excelente forma de reducir los pagos de royalties), el negocio musical británico ha empezado a proclamar una nueva Next Big Thing cada semana. Esta vez le ha tocado a Razorlight, un grupo de pálidas e insípidas canciones que sonarían como la peor canción de Strokes que has escuchado, si los Strokes hubiesen olvidado lo poco que aprendieron sobre cómo hacer una canción en las colecciones de discos de sus ricos papis. "Rip It Up" es una absolutamente vergonzosa sacudida de dos minutos de cuatro pub kids borrachos que suenan como si se hubiesen olvidado de tocarla a la mitad. Depurada hasta el límite por Steve Lillywhite, parece música de guitarras segura y confortable para la generación Pop Idol. Podría ser un perfecto y jodido tono de llamada.

Las ventas de discos continúan disminuyendo tanto en Gran Bretaña como en los Estados Unidos, y estoy empezando a creer que la culpa la tienen KaZaA y todo lo que tenga que ver con estos horribles años musicales que estamos viviendo. En cuanto a lo que ocurre aquí, las responsabilidades no pueden recaer en otros que no sean Pop Idol, Pop Academy y lo que sea que sean las otras cosas. Programas de televisión diseñados específicamente para fabricar el producto pop absolutamente menos ofensivo utilizando una estructura de concurso y aplicando la democracia telefónica. Si eres lo suficientemente tonto como para sentarte ante estos espectáculos sin que la parte frontal de tu cabeza se te llene de tumores, tienes la oportunidad de votar por el actor que sea lo suficientemente retrasado como para que te sirva de consuelo.
Son tan risueños sus protagonistas, que incluso las Spice Girls parecen de verdad. Recuerdo al novelista y crítico Nik Cohn asegurando que si hubiese sabido que Bruce Springsteen estaba a la vuelta de la esquina, nunca habría sido tan duro con Bob Dylan. La gente criticaba a las Spice Girls por ser una banda prefabricada, pero ¿quién podría saber que había todo un criadero de vainas a la vuelta de la esquina?

Y por Dios, fíjate en las"alternativas" que te ofrece la máquina. Travis y Coldplay. Los debiluchos inmóviles que usan calcetines como sombreros y se morirían de miedo si alguien les hiciese interpretar algo tan grosero y vulgar como una melodía. Lo suyo son los informes y sensibles rasgueos de guitarra invisibles para el recuerdo, y la creencia de que sus cacareadas "composiciones" no necesitan más que del murmullo de un montón de palabras que no dicen nada en absoluto. Si las sometiesen a un pensamiento honesto, estas personas se terminarían evaporando. ¿Cuándo dejamos de querer que nuestra música y nuestras bandas estuviesen vivas?

Kieron Gillen, mi amigo el compositor de música / escritor de juegos / guionista de cómics tiene algo que decir sobre The Vines que encaja perfectamente:

"Si una niña pobre se compra los Vines, terminará casi sin recordar lo buena que que puede ser la música pop, así que la descartará como algo irrelevante. Ha desperdiciado su primer impulso en Vines, que es como la esposa hogareña que envejece sin creer que el sexo sea grandioso, porque solo ha experimentado un espasmo prematuro intentando alcanzar su cuello uterino mediante empujones espasmódicos y desesperados. Si The Vines es tu primera banda favorita, estás jodido nada más empezar. Es el equivalente pop de un bebé con talidomida".

La percepción que tengo sobre la industria musical estadounidense desde Gran Bretaña es que parece haberse hundido en una extraña obsesión pedófila. Britney Spears ha pasado del atuendo de colegiala a una mirada de hentai profundamente extraña, con una cabeza de niña pegada sobre grandes telas de plástico brillante, cantando con la voz de Minnie Mouse. No es de extrañar que la persiguiera un tipo japonés de mediana edad de aspecto furtivo. Probablemente acarreaba una maleta llena de tentáculos para usarlos con ella. Christina Aguilera nos oferta la visión de una niña de doce años con charreteras de cuero y un sujetador de goma. Justin Timberlake, que parece viajar siempre con un grupo de personas negras cuyo trabajo consiste en presentarlo en el escenario y proclamar lo "real" y "callejero" que es, parece tener quince años si se le ilumina desde el ángulo adecuado, pero tiene la sonrisa perlada y los ojos vacíos de un viejo actor de variedades. Dale diez años más e interpretará el papel de Dean Jones en las versiones de "Herbie The Love Bug". Tal vez su voz se habrá estropeado para entonces. Tal vez Timbaland y sus delgadas y nimias producciones habrán escapado de la ciudad en tren.

No, en realidad estos horrores no son el completo fin de la industria de la música. Pero los podemos percibir como los motores que lo impulsan, capaces de llenar las arcas de las compañía discográficas y mantener el negocio. Es un hecho, la música mainstream casi siempre es pésima. Pero, por Dios, ¿puedes recordar un momento en que el mainstream estuviese tan vacío? Se parece a ese horrible período antes del punk, cuando la gente compraba discos de Dean Friedman solo por comprar algo, y las compañías de pósters imprimían imágenes de seis pies de alto de Nana Mouskouri y Demis Roussos solo para tener algo que vender. O esa época en los ochenta antes de la desaparición del acid house (al mismo tiempo hacían aparición algunas de las mejores bandas de guitarras de la historia), cuando la música pop perdió el bajo y se convirtió en un sonido horrible y hambriento. Vivir estos tiempos muertos me pone malo.

Entonces, ¿qué hay de nuevo y bueno? En realidad tienes que fijarte en los recovecos. Al menos es lo que suelo hacer yo. Uno de mis últimos vicios es comprar singles. Hay una tienda de música independiente en Manchester llamada Piccadilly Records que dispone de un impecable servicio de venta por correo. En los últimos meses he estado escuchando:

"White Russian Galaxy" de Crimea es la cosa más jodidamente fanfarrona de todo el año. De entre todos, han sido los Wannadies los que han lanzado un single titulado "Skin" que debe provenir de un mundo paralelo donde los Pixies acaban de aparecer y todos se convirtieron en supermodelos ganadores del Premio Nobel. Además de en unos borrachos. The Kills elevó la sordidez hasta convertirla en el arte perfecto con el cáustico "Black Rooster (Fuck And Fight)" y el trascendental y sucio "Fried My Little Brains". Es probable que Yeah Yeah Yeahs sea la banda más famosa que voy a mencionar, han grabado "Maps" y "Date With The Night" y ahora ya se pueden morir tranquilos. Secret Machines encabezó un sólido EP con un instrumental titulado "Marconi's Radio" que simplemente es capaz de reconectar la parte frontal de tu cerebro. Es como volver a descubrir la alegría. Seguramente, "I Did not Say" de Fiel Garvie sea lo más hermoso que he escuchado este año (y si no es así, entonces lo será "Anthems For A Seventeen Year Old Girl", de YOU FORGOT IT IN PEOPLE, el álbum de Broken Social Scene), completamente repleto de malvado sexo lánguido y perezoso. Ambulance ha editado un EP con dos grandes momentos de emocionante psico-mantra: "I Am A Star I Am An Angel" y el enloquecedor ataque cerebral tecno: "Hey! Beat Takeshi", donde se puede escuchar el verso del año, con el que ya te dejo:

"Hey! Beat Takeshi 
I'm sitting in an English garden 
The flowers are black 
And the sun has been attacked 
And that baby's never gonna sing..."

-Warren (en algún momento de 2002-2004).

lunes, 23 de octubre de 2017

INTENTEMOS CAPTAR SU MENTE: UNA ENTREVISTA CON RICHARD CASE (3 DE 3)

Por Joseph Torres para Amazing Heroes nº 190 (1991). Traducida por Frog2000. Parte 1, parte 2.

AH: Guau. ¿Te ayudaron esos encuentros a sacar a la luz una personalidad como la de Jane?

CASE: Supongo que tienen que estar ahí. No, tampoco es que hiciese ningún esfuerzo consciente. Ya sabes, desde que he visto algo así en persona, visualmente sé que no es algo en plan "Jekyll y Hyde". Si yo hubiese escrito las escenas, habrían sido diferentes.

AH: ¿Le has contado alguna de esas experiencias a Grant?

CASE: He tenido la intención de hablarle sobre ellas, pero cuando lo intentas, la conversación discurre por tantos caminos que sueles olvidarte de algunas cosas.

AH: Bueno, la próxima vez que lo llames, pregúntale si podría traerse de vuelta algunos de los personajes desechados, como los del Culto del Libro No Escrito.

CASE: En ese guión hay muchos personajes maravillosos como Winken, Blinken y Nod, contra los que a Grant le hubiese gustado que se enfrentase la Doom Patrol. Me refiero a esos pequeños enanos con máscaras de gas que subían por el techo con sus triciclos. Esas historias se escribieron para llenarlas de personajes sin que la historia transcurriera durante muchos números. Pero habría estado bien ver un poco más de los Solteros Secos o la Policía Pálida.

AH: Has comentado que te gusta ese tipo de relación colaborativa que se suele formar con el guionista. ¿También ha surgido con Grant en esta serie?

CASE: No, en realidad dejo que él haga todo el trabajo. [Risas]. Sabe hacerlo mucho mejor.

AH: Supongo que habréis celebrado bastantes llamadas a larga distancia de y hacia Glasgow.

CASE: Sí, ha sido caro, pero a veces tenemos que hacerlo.

AH: Siempre se las puedes cargar a DC, ¿no?

CASE: Creo que sí que puedo hacerlo [risas], aunque no lo he hecho.
AH: ¿En qué ocasiones has llamado a Grant?

CASE: Por ejemplo, para el número 38 de "Kaleidoscape", no era capaz de captar ciertos conceptos. En el guión describía cosas como "no son cosas concretas, intentas asirlas con los dedos y se te van acercando", así que tuve que preguntarle a qué se refería. También tuve que llamarlo para que me quedasen claras las relaciones entre las tres razas alienígenas de la historia de la Red Insecto. Además, a veces en el guión hace alusión a algunas referencias británicas realmente oscuras y no tengo ni idea de lo que está hablando. En ocasiones suelo llamar a mi editor Art Young para ese tipo de cosas, para que me de una respuesta satisfactoria.

Por supuesto, es bastante divertido ir a la biblioteca a buscar referencias. Vivo pegado a una Universidad con una gran biblioteca en la que puedo entrar y mirar en sus ordenadores lo que estoy buscando. En realidad es toda una fuente de inspiración, porque a veces me doy de bruces con esos grandes libros llenos de cosas maravillosas y extrañas. Como la información que encontré para los títeres del número 33, para la que tuve que revisar un montón de libros sobre el tema. Encontré cosas increíbles que me dejaron perplejo.

AH: Parece que Grant te deja llevar a cabo un montón de investigación.

CASE: Sí, y en parte me la suele enviar. Pero lleva un tiempo sin hacerlo, porque se ha acostumbrado a la idea de que se convierta en uno de mis disfrutes de la serie, eso sí, siempre que tenga tiempo.

AH: ¿Sientes que te ha dado más libertad ahora que cuando empezaste?

CASE: Ah, claro, seguramente porque estoy teniendo más en cuenta sus puntos de vista. La serie ha empezado a formar parte de mí según íbamos avanzando. Ha ido creciendo para formar parte de mí. Me parece que muchos de los detalles extraños que se pueden ver en los fondos son mucho más "yo" de lo que solían ser. Antes, la mayoría de las veces dibujaba lo que ponía en el guión, pero ahora me puedo explayar.
AH: ¿De qué tipo de cosas se ha llegado a quejar Grant?

CASE: Antes tenía algunos problemas con mi dibujo de la anatomía. Estoy de acuerdo con él. Algunos de mis dibujos de las figuras eran un poco rígidos. Todavía no están tan animados como me gustaría, aunque siempre intento resolverlo y avanzar en cada número. En cuanto a los Hombres Tijera, se quejó de que eran demasiado simples. Tampoco le gustó el corte de pelo de Flex Mentallo, tenía un estilo ligeramente diferente en mente.

AH: ¿Sigues su trabajo fuera de vuestra colaboración?

CASE: Sí, he leído la mayor parte de lo que ha escrito porque creo que en la actualidad es uno de los mejores guionistas del medio. He leído Zenith, y también toda su etapa de Animal Man, la disfruté mucho. También me gustaron sus dos números de Hellblazer. Me encantó Arkham [Asylum], aunque mucha gente se haya quejado de la historia.

AH: Grant ha sido acusado de escribir finales "anti-climáticos", de no seguir la fórmula "conflicto-clímax-desenlace".

CASE: Sí, y a mí me parece positivo. Mientras no lo convierta en un cliché. Nadie debería ser tan formulista. Siempre debes intentar distanciarte de lo habitual.

AH: Me parece que es un recurso "algo británico". Creo que la mayoría de los lectores de historieta norteamericanos están demasiado acostumbrados a las "resoluciones" en plan felices para siempre...

CASE: Exactamente. Creo que la mayoría de las historias parecen funcionar mejor cuando no se deja todo resuelto. Como en los cómics de la Marvel, donde al final de la historia, o en algún lugar en el medio, el villano explica exactamente qué ha hecho y cómo se las ha arreglado para hacerlo, y cuáles son sus motivos para hacer lo que está haciendo. La vida no suele estar tan "programada" y los cómics tampoco tienen por qué estarlo. 

AH: ¿Sientes que estás haciendo algo innovador en el campo de los cómics de superhéroes? 

CASE: Sí, claro. 

AH: ¿Qué pasa con ese argumento de que los cómics de superhéroes son lo que está fastidiando esta forma de arte? 

CASE: Creo que en parte es cierto, pero tampoco hay que descartarlos por completo. También me gustaría hacer una obra sin superhéroes. La mayoría de lo que leo no es de superhéroes. Me gustan mucho las series de terror (Sandman, Hellblazer), aunque se están haciendo otro tipo de trabajos interesantes que van más allá del terror. Tenemos cosas como Shade, el Hombre Cambiante. El concepto básico es algo así como un superhéroe, pero Peter Milligan se las arregla para extenderlo hacia extremismos maravillosos y salvajes. 

AH: Supongo que te gusta trabajar dentro del sistema DC, haciendo series regulares y...

CASE: Creo que preferiría trabajar en un proyecto como una serie limitada o una novela gráfica, para poder volcarme más en las páginas. Pero lo estoy superando.
AH: ¿Ha habido momentos en los que te hayan metido prisa? 

CASE: Claro, porque soy lento. A veces me gustaría ponerme a pintar o dibujar mi propio trabajo, pero sencillamente no tengo tiempo. 

AH: ¿Dejaste voluntariamente de hacer portadas o es que te quitaron? 

CASE: Fue cosa de Mark Waid, el editor. En esta serie he tenido tres editores

AH: ¿Crees que ha sido positivo o negativo? 

CASE: Todos los editores han sido bastante buenos. Art es un poco más estricto con los plazos y... digámoslo de esta forma, Mark Waid no era demasiado estricto. 

AH: DC lo dejó marchar, ¿no? 

CASE: Sí, pero no quiero hablar sobre el tema. Supongo que tomó algunas decisiones con las que yo no estaba de acuerdo. 

AH: ¿Como...? 

CASE: Tomó la decisión de contratar a John Nyberg como entintador en lugar de a Scott Hanna, justo en el momento en el que pensaba que Scott y yo estábamos empezando a trabajar bien juntos. No me hizo muy feliz, la verdad. Aunque John y yo también hemos empezado a hacer un trabajo realmente bueno. 

AH: ¿Fue Mark el que se trajo a Simon Bisley? 

CASE: Sí, y en parte lo hizo porque estaba teniendo problemas para cumplir con los plazos. 

AH: No fue como si sintieras que alguien te estaba quitando el trabajo. 

CASE: Puede que en parte, pero ese sentimiento desapareció poco después. Me refiero a que de todos modos, Simon hace unas portadas maravillosas. Creo que son geniales. 

AH: ¿Alguna vez te han dicho que la portada y el interior no coinciden? 

CASE: Supongo que algunas personas se han quejado. Simon suele pintar unas cubiertas salvajes, se vuelve loco con el aspecto de los personajes. Claro, los dos estilos no coinciden, pero a quién le importa. A mí no. Sé que algunas personas están molestas. A veces mi esposa incluso me lo dice: "¡Eso ni siquiera se parece a ese personaje!" Y le suelo contestar: "Sí, a Simon se la ha ido la cabeza esta vez, pero creo que es genial". Me encanta su trabajo. 

AH: A mí también. Creo que incorporarlo ha sido una buena decisión. Sin ánimo de ofender. 

CASE: [Risas]: Sin problemas.
AH: ¿Temes que te etiqueten con la palabra que empieza por "c", dibujante por contrato? 

CASE: Sí, a veces me preocupa. Algunas veces, cuando las facturas del mes son abultadas, pienso en llamar a alguien más y hacer un trabajo adicional aquí y allá para estar preparado para poder dejarlo. Trato de no pensarlo mucho y no preocuparme por el dinero. Doom Patrol no solo lo hago por dinero. En realidad me encanta trabajar en la serie. Pero ocasionalmente me canso de ponerme con la rutina mensual. Las historias de Grant bastan para mantenerme en marcha, pero hay momentos en los que tengo ganas de tomarme tiempo libre para hacer otras cosas. Pero no es un trabajo de alquiler. Siento que estoy avanzando y contribuyendo al medio. 

AH: ¿Alguna vez te han criticado con el argumento de que tal vez tus dibujos no estén a al altura de los guiones de Grant? 

CASE: Es algo que sentí en el pasado. En parte fue como un jarro de agua fría. Tal vez algunas de mis cosas anteriores no eran tan imaginativas. No me sentía cómodo del todo. Pero cuando Grant y yo nos hemos juntado en San Diego y le he mostrado algunos de los últimos lápices y esas cosas, parece que le han gustado mucho. Creo que hemos llegado al punto en el que hemos empezado a conectar. 

AH: Estás trabajando con uno de los escritores de cómics más conocidos. ¿Alguna vez te has sentido intimidado? 

CASE: ¡Cuando empezamos no sabía que Grant era tan bueno! [Risas]. Inicialmente no lo sentía, pero ahora sí. Ya sabes: "Grant Morrison es dios, bla, bla, bla". Ahora me siento cómodo. Siento que también es mi serie. Él es el responsable de la mayor parte de la nueva Doom Patrol, pero en gran parte yo también. 

AH: ¿Qué se siente al escuchar siempre esa etiqueta de "la Doom Patrol de Grant Morrison"? 

CASE: Claro, también me gustaría ver mi nombre en los neones: "Doom Patrol 19, el primer número de Grant Morriosn / Richard Case". [Risas]. Pero fue él el que comenzó esto de la nada. 

AH: Bueno, Doom Patrol es uno de mis títulos favoritos, y creo que formáis un gran equipo creativo. Gracias por la entrevista.

CASE: Gracias, Jay, ha sido un placer. 

AH: ¡Ahora hazme un dibujo!

jueves, 19 de octubre de 2017

BRAINPOWERED 28: MIENTRAS ESTOY FUERA, por Warren Ellis

Ha pasado un tiempo desde que escribí uno de estos: en parte porque el trabajo amenaza con desbordarme, en parte porque no tengo mucho que decir sobre novelas gráficas. En realidad esto último no ha cambiado, así que excepto de pasada, tampoco esperes encontrar demasiada información sobre el medio por un tiempo.

En cuanto al trabajo, hace poco he vendido una novela en prosa a HarperCollins [es posible que se refiera a "Camino Tortuoso", 2007], y también la opción de mi serie de cómics GLOBAL FREQUENCY a The WB para televisionland. El primero, que todavía no tiene título, se va a publicar a principios de 2005, y este último proyecto, con el compromiso de que escribiese el script para WB, nunca verá la luz, porque así funcionan las cosas. Incluso los pilotos acabados no siempre se llegan a filtrar. Solo este año, Steven Bochco produjo un piloto completo de su maldito programa de ciencia ficción policial NYPD 2069 (o como se llamase), y lo consideraron tan atroz, (recuerda, este es el tío que hizo CANCIÓN TRISTE DE HILL STREET y POLICÍAS DE NUEVA YORK) que nunca se llegó a emitir y fue cancelado.

De vez en cuando he estado trabajando en la periferia del desarrollo de programas para televisión, así que tiendo a poner un ojo en la evolución del medio en Estados Unidos y Gran Bretaña, donde resido. Sinceramente, si me pusiera a recordar un momento en que la televisión haya sido tan inútilmente inútil como en la actualidad, estaría en problemas. Me suelen llegar muchas cosas a través de la magia de las interwebs, así que he podido ver la cosa esa de Bochco, y muchos otros programas para la televisión de Estados Unidos antes de que se lleguen a emitir. Por lo tanto, esta temporada he intentado convencer a un grupo de amigos para que apaguen sus televisores y se pongan a hacer algo mucho más interesante en su lugar. No pude evitar reírme al ver que David Caruso, de CSI MIAMI, aparentemente ha tomado prestados los servicios del guionista habitual de Arnold Schwartzenegger, porque ahora parece hablar exclusivamente a base de frases contundente y con gancho (mientras que Sofía Milos se gana su merecido cheque mirándolo arrobada mientras lanza hacia el frente a su Carusobot Command Lines). También es evidente que el elenco original de CSI ha exigido ponerse más guapos, Marg Helgenberger se ha vestido con corpiño y Jorja Fox se ha maquillado, mientras que William Petersen recupera su leve barba de la Era MANHUNTER y se las ha arreglado para conseguir un nuevo guardarropa que potencie su personaje.

No, no estoy del todo seguro de cuán larga ha sido esa última frase. Para mí es temprano, así que cállate. (Una vez, mientras Tom Baker estaba interpretando al DOCTOR, pronunció un texto que había escrito para él e hizo una pausa en medio del guión, hojeó el papel y luego se rió al micrófono: ¡Warren, eres un bastardo! ¡Esta oración tiene sesenta y cinco palabras largas!")

(Por otro lado: los agentes de Tom Baker, dos ancianas de Primrose Hill, no se quedaron demasiado cómodas con el guión. "A Thomas no le gustan los juramentos. En este guión hay muchos". Después de perderme en BBC Broadcasting House, llegué tarde a la sesión de grabación. Cuando entré por la puerta, Julian, el productor, que había estado haciendo café, le acababa de decir a Tom: "¿Hay algo que pueda hacer por usted, Tom?". Abrí la puerta justo para poder escuchar al héroe de mi infancia, Doctor Who, gritar: "¡Qué cojones pasa! ¿Qué hostias me estás proponiendo, pequeño bastardo?" No podría haber sido más feliz.)

De todas formas. Sí. He estado ocupado. Seguiré produciendo textos esta semana, aunque lo más probable es que no tengan interés para nadie. Hay más cosas en mi vida diaria que las novelas gráficas, como también imagino que las habrá en la tuya. En cuanto a cómics, todo lo que he leído esta semana son algunos de los números de la antología de ciencia ficción anglo-francesa METAL HURLANT. También estoy con el nuevo libro de Steven Shaviro, CONNECTED, que analiza la sociedad de redes habilitada para internet en términos de ciencia ficción. Es una obra sumamente interesante sobre la que quiero volver en una columna posterior, y no solo porque haga referencia a mi novela gráfica TRANSMETROPOLITAN varias veces. En realidad se trata de mi propia visión de Wells de la ciencia ficción como herramienta mediante la que explorar y considerar nuestro tránsito en el mundo. Puede que esa conversación me lleve de vuelta a los cómics, porque he de hablar un poco sobre METAL HURLANT y el lugar que creo que podría / debería tener en la corriente cultural actual. (Lo que también me puede llevar a hablar sobre los cómics franceses de los setenta, no sé. Por ahora no quiero ni planearlo.) En mi bolsillo sigue a buen recaudo la memorable y grotesca historia de James Young de gira con Nico enganchada a la heroína en los ochenta, CANCIONES QUE NUNCA HAN PUESTO EN LA RADIO: "¿Sabes por qué nunca tienes ropa interior limpia? Porque te cagas cuando alguien te mira a los ojos". Este fin de semana también espero ansiosamente la nueva colección de ciencia ficción pervertida y omnisexual THE BACHELOR MACHINE, de M. Christian.

Mientras tanto, tengo la poco común labor de pensar en qué serie de fotografías tomadas con cámaras de teléfono exponer en una exhibición de una galería de Los Ángeles.

De cualquier manera. La próxima semana meteré algo de contenido real. Tal vez.

-Warren (en algún momento de 2002-2004).

lunes, 16 de octubre de 2017

BRAINPOWERED 27: LA SEGUNDA VENIDA DE LOS WEBCOMICS, por Warren Ellis

Es posible que Patrick Farley sea el mejor creador de cómics del que las tiendas del medio nunca hayan oído hablar. (Excepto por Rory Root.) Trabaja casi exclusivamente online, produciendo obras de gran habilidad y ambición y pasión y una locura muy sana. Si quieres, echa un vistazo a su web.

Su APOCaMON es de pago por visión. De esa forma cubre los costes del ancho de banda y puede subir un capítulo cada cierto tiempo. Patrick Farley acaba de subir la última pesadillesca y post-Rapture entrega marca de la casa. Por 25 centavos yanquis, te la puedes leer 666 veces.

Hace poco, cuando Scott McCloud subió un webcomic en una página de micropagos, me hice una cuenta en BitPass. Me pareció fácil y muy rápido.

Si un puñado de lectores le diese veinticinco centavos hoy mismo a Patrick Farley, entonces Patrick Farley podría producir más APOCaMON. Si APOCaMON no te gusta, entonces puedes entrar en SPIDERS, una extraña y malvada historia alternativa sobre el conflicto afgano / estadounidense inventiva y mordiente. O mi favorito personal, el inspirado hedonismo de DELTA THRIVES. Las dos siguen siendo gratis.

Si todos los que pudieran le diesen 25 centavos esta semana, de hecho hubiesen inventado un canal independiente viable para uno de los mejores creadores de historietas de los últimos tres o cuatro años. Quiero decir, ¿qué demonios más vas a comprar con veinticinco pésimos centavos?

(Para los que llegan tarde a todo esto sobre el sistema de micropagos de los webcomics, Dirk Deppey suele tener una buena visión general de los eventos recientes. Aunque me parece demasiado blando con el obsesivo blogger-sobre-blogging Clay Shirky. Porque la verdad es que Shirky necesita un bofetón).

Hace tiempo, cuando todavía seguíamos intentando inaugurar un foro para profesionales de cómic, se tomó la decisión de excluir a los creadores de los webcomics. Una de las razones aducidas fue que, francamente, prácticamente nadie de los webcomics se gana la vida únicamente con ellos. Y cuando hablas de abrir un foro para profesionales, parece una decisión importante. Los profesionales cobran. Los profesionales viven de su profesión. En este momento sigue siendo cierto (con un par de excepciones que confirman la regla que se pueden encontrar en la categoría de las tiras humorísticas de los periódicos, como es el caso de Chris Onstad, que se gana la vida con el merchandising). Por su parte, James Kochalka está intentando iniciar un pequeño cambio con su AMERICAN ELFModern Tales debe tener al menos 2000 suscriptores en este momento, es posible que cerca de 3000, pero eso no va a hacer que nadie se haga rico. Nadie puede pagar su hipoteca haciendo cómics online.

Por subrayar lo anterior, Justine Shaw tuvo que suspender NOWHERE GIRL indefinidamente. Con la esperanza de que haga algo para ARTBOMB, me gustaría decirle que nosotros solemos pagar una tarifa profesional por los webcomics que publicamos. Porque por su cuenta no tuvo mecanismo alguno del que tirar para que NOWHERE GIRL no diese pérdidas.

BitPass, o cualquier cosa parecida, demuestra que es una herramienta muy útil. Es sencilla. Y en el caso de los estadounidenses es más fácil que para mí, porque puedes tenerla conectada a una cuenta de PayPal (cuya configuración es una cerdada para las personas que no viven en América). Pero PayPal es tremendo. Se ha convertido en el motor de eBay. En cuanto los micropagos se conviertan en algo fácil de implementar y utilizar, y las obras que avalen destaquen por encima de las demás... entonces estaremos hablando de la fase dos de los webcomics. Podrían llegar a escalar por encima del ámbito de los aficionados y convertirse en un canal viable para el trabajo profesional. Y lo mejor es que omitirían cada elemento de la infraestructura de los cómics conocido. Las obras se publicarían de forma inmediata y estarían disponibles mientras el creador pueda encontrar un servidor para mantener continuamente online su producto.

Veinticinco centavos. Diez mil personas que pagasen 25 centavos de APOCaMON supondrían 2.500 dólares en el bolsillo de Patrick Farley. No esta nada mal.

-Warren (artículo publicado en algún momento entre 2002-2004).

Más información sobre la historia de los webcomics.

jueves, 12 de octubre de 2017

BAD MUTHAS: RICK JAMES - STREET SONGS


"Después del pobremente recibido álbum "Garden of Love", Rick James lanzó el seminal Street Songs en 1981, aclamado por la crítica y con grandes ventas, demostrando que el rey del punk-funk volvía a estar en la cima.

Lo que hizo que Street Songs se convirtiese en todo un éxito fueron las interpretaciones desafiantes y apasionadas de James, junto con la innovadora y emocionante composición de las canciones. Los singles Superfreak, Ghetto Life y Give It To Me Baby encabezaron las listas de baile en los Estados Unidos, y el álbum logró insuflar nueva vida al sello Motown, que en ese momento se estaba esforzando para lanzar álbumes de éxito. Street Songs se convirtió en el álbum de R&B más importante del año, manteniéndose en la cima de las listas durante 20 semanas consecutivas. Desde entonces el álbum ha conseguido el multi-platino.

Aunque el disco se lanzó al mercado hace casi tres décadas, la influencia de James como intérprete y Street Songs como álbum sigue siendo poderosa. Algunas de sus canciones han sido sampleadas por artistas de hip hop, incluyendo a Busta Rhymes y Jay Z, además de aparecer en numerosas películas y como banda sonora de juegos de ordenador."

Por David O'Donnell para BBC, 2008. Traducido por Frog2000.

lunes, 9 de octubre de 2017

INTENTEMOS CAPTAR SU MENTE: UNA ENTREVISTA CON RICHARD CASE (2 DE 3)

Por Joseph Torres para Amazing Heroes nº 190 (1991). Traducida por Frog2000. Parte 1.

AH: ¿Cuáles fueron tus primeras impresiones de los guiones de Grant Morrison?

CASE: Yo no habría aceptado el encargo si no me hubiesen gustado sus ideas y su forma de escribir. Me hubiese encantado hacer el Doctor Extraño, pero los conceptos de Grant eran tan maravillosos que elegí Doom Patrol en su lugar. Parecía una serie protagonizada por un equipo de superhéroes estándar, pero...

Otra cosa que me atrajo de Doom Patrol fue el hecho de que estaría empezando a seguir los pasos de un nuevo escritor en la serie. Estaríamos juntos desde el principio de la historia y de esa forma podríamos colaborar plenamente. Era algo que no había ocurrido en Doctor Extraño, porque me incorporé justo en medio de una larga saga, y ya sabes, en realidad las cosas nunca llegaron a encajar.

Así que llamé a Bob y le dije: "Sí, creo que lo voy a hacer". Pero también me rondaba la pregunta de si sería capaz. Hasta el momento nunca había hecho una serie mensual, por lo que supuso todo un reto. Poco a poco aprendí a "hacer bien las cosas".

AH: ¿Qué crees que se necesita para conseguirlo?

CASE: Me puse a trabajar más horas. Mi estilo empezó a madurar lo suficiente como para no dibujar siempre de la misma forma. Todavía me gusta mucho dar detalle a los dibujos, pero desde que fui desarrollando mi forma de dibujar la figura de los personajes, no tuve que esforzarme tanto para conseguir que tuviesen el aspecto adecuado. También aprendí diferentes formas de jugar con la perspectiva, de modo que no tuve que estar siempre tirando de una escena en particular.
AH: ¿Estuviste investigando la serie de Doom Patrol antes de que Grant y tú empezáseis en la serie?

CASE: Bob me envió muchos de los números de Kupperberg, y yo tenía un par de los originales de los sesenta. Así que me puse a buscar unos cuantos más. Eso fue todo. Me leí todos los ejemplares que conducían hasta el 19, pero acordamos no prestarles demasiada atención. Además, Paul [Kupperberg] se las arregló para que su final en la serie prácticamente tuviese un cierre perfecto. Casi nos lo dejó listo todo para que Grant y yo empezásemos desde un nuevo ángulo.

AH: ¿Cómo describirías a la nueva Patrulla Condenada? Al comparar vuestra encarnación con el resto...

CASE: Creo que nuestra versión está más cerca de la original. Los números de Kupperberg casi parecían demasiado normales para ser la Doom Patrol. Me refiero a que al principio el grupo estaba formado por marginados sociales, pero creo que Kupperberg no aprovechaba demasiado esa idea. Y creo que ese es el tema principal y recurrente de la serie, que estas personas son gente extraña con poderes increíbles. No hay mucho más.

AH: Los pocos números que he leído de su etapa me han decepcionado un poco.

CASE: Sí, eran bastante mediocres [risas]... honestamente, los personajes no parecen tener mucha personalidad. En nuestro primer número queríamos poner de relieve el hecho de que, por ejemplo, Cliff era sólo un cerebro en una cáscara de metal, y que no era capaz de sentir nada...

AH: Esa fue la primera vez que vi a alguien haciendo hincapié en los impulsos sexuales de Robotman, o mejor, en su falta de ellos.
CASE: Claro. Y luego tienes a Jane, que está ahí plantada y que...

AH: ¿Cómo propuso Grant el concepto de los personajes? ¿Cómo era su propuesta?

CASE: Era como de cuarenta páginas. Se volcaba mucho en volver sobre la idea de estos individuos como marginados. Además, quería incorporar villanos realmente extraños. Estaba fascinado con las portadas de la serie original de Doom Patrol. Son tan hilarantes y absurdas... Quería devolver a la serie ese concepto de total extrañeza y absurdo, pero metiendo los suficientes elementos novedosos que eran exclusivamente suyos. También todo lo que había ido asimilando de otros medios ajenos al cómic... el mundo de Dadá y las matemáticas abstractas, los extraños pensamientos filosóficos y otras cosas parecidas.

AH: ¿Sabes si pudo opinar sobre quién quería que dibujase la serie?

CASE: No lo sé con seguridad, pero estoy seguro de que diría con quién le hubiese gustado colaborar. Aunque la verdad, no estoy seguro de cómo funciona todo eso.

AH: Una vez me mostró una copia de uno de sus guiones, y había dibujado algunos bocetos en él, ¿cómo es el toma y daca entre vosotros dos? ¿Cuánto tiene que decir Grant en cuanto al diseño visual de los personajes, por ejemplo?

CASE: Eso depende de los personajes. Un buen puñado de villanos proviene directamente de su cerebro, tiene un verdadero sentido visual de cómo deberían ser. A menudo parecen totalmente diferentes de cualquier cosa que te puedas imaginar, así que él suele dibujar esos pequeños bosquejos, probablemente también le ayudan a elaborar sus propias ideas.

AH: O.K. Tomemos un ejemplo... ¿qué pasa con los Hombres Tijera?

CASE: Fueron diseño mío, me envió un boceto justo después de que me hubiese puesto a dibujar el ejemplar. Creo que Brendan McCarthy hizo el bosquejo original de los Hombres Tijera, que era realmente hilarante. Diseñó a los personajes con "cabezas de tijera" y "zapatos de tijera", y grandes capas negras, caras completamente retorcidas... un aspecto enloquecido.

Por desgracia, mi interpretación era bastante estándar. Estos chicos de trajes ajustados... apenas tenían rostro. Todavía me gusta ese concepto, la parte sin rostro, pero me hubiese encantado utilizar el diseño de Brendan. Sin embargo, la mayoría de los villanos son diseño de Grant...
AH: Supongo que también los tipos con "cabezas de bolas y encofrado" de la historia de la Ortodoxia del Entramado Insecto...

CASE: Sí, esa especie de cabezas de dominó. Era su diseño. Y también el de la Hermandad de Dadá al completo...

AH: Para el punto de vista de un estudiante de Bellas Artes, la historia de Dadá tuvo que ser impactante.

CASE: Oh, sí, como tuve que hacer todos estos estilos diferentes me pareció muy divertida. En realidad, en las clases tampoco aprendí mucho sobre esas cosas. De la mayoría me enteré de forma autodidacta. Cuando llegué al instituto estaba muy interesado en la escena del arte moderno y en su historia.

AH: Debe ser uno de tus números favoritos...

CASE: Hasta ahora mi favorito es el número centrado en Jane. Estoy absolutamente fascinado por su carácter, por sus múltiples personalidades... y ni siquiera están todas establecidas.

AH: ¿Cuántas se supone que debe tener?

CASE: Hemos identificado cerca de 40 de un total de 64.

AH: Algunas como Black Annis aparecen de forma semi-regular. Hay otras a las que hemos podido echar un "vistazo" pero de las que no sabemos sus nombres.

CASE: Sí, a veces se pueden identificar en la historia, pero los nombres no aparecen en los subtítulos ni en el diálogo. También ha aparecido Sun Daddy, el que crece hasta diez metros, y empieza disparar "torpedos de fotones" con su cabeza de sol. Lucy Fugue es otra que se convierte en esa figura de vidrio a través de la que se le puede ver el esqueleto.

AH: Hasta ahora no ha habido muchas historias que se hayan preocupado por los orígenes y el background del grupo... a excepción de la Jane del número 30, titulada "Going Underground".

CASE: Aquí y allá se pueden ir encontrando pequeños fragmentos. Me refiero a que Grant había diseñado la serie para que cada pocos números nos centrásemos en uno de los personajes. Y ese número fue en el que contamos un montón sobre Jane. Definitivamente me gustaría ver un poco más de su historia. Me pregunto: ¿estarán [sus compañeros de equipo] intentando integrar sus personalidades en este momento? Porque sé que normalmente, el MPD se cura de esa forma. Pero al mismo tiempo, ¿se terminarán rebelando las personalidades? ¿Cómo afectará esto a sus poderes? Crazy Jane es infinitamente fascinante, hay tanto que se puede hacer con este personaje...

AH: ¿Qué harías con ella?
CASE: No estoy seguro exactamente, me gustaría pensarlo un poco más. Pero al menos me gustaría contestar a las siguientes preguntas: "¿Están integrándose sus personalidades?" "¿Qué opinan cada una de ellas acerca de que lo hagan?" y "¿cómo se siente ella?" Además, creo que  algunas de sus personalidades definitivamente tienen sentimientos por Cliff. Y a otras les parece alguien verdaderamente molesto. Me gustaría explorarlo. Obviamente, me parece que el personaje de "Daddy" es una personalidad que se ha quedado profundamente enterrada en su interior. No creo que se haya marchado, sigue presente. Todavía no se ha dado a entender lo suficiente si esa personalidad se ha terminado integrando con el resto o no, o si tal vez se ha desgajado en otras personalidades... Quiero decir, el "mundo" del trastorno múltiple de personalidad es infinitamente fascinante.

AH: ¿Investigaste mucho sobre el tema?

CASE: Si, estuve investigando un montón, además, conozco a alguien que sufre de MPD. Y estuvimos hablando sobre el tema... dándole una vuelta...

AH: Sí, recuerdo haber visto a Truddi Chase en un programa de entrevistas, y ver su "cambio" entre personalidades a lo largo del mismo.

CASE: Leí parte de "When the rabbit howls" (el libro sobre Chase), pero nunca he podido terminarlo. Es en lo que se basó Grant para modelar a Jane: fue una gran influencia. Se lo leyó entero [risas], en gran parte, Jane proviene de ahí. Sé que Truddi ha aparecido en algunos programas de televisión, pero nunca la he visto.

AH: ¿Y tu amigo...?

CASE: A veces saca sus personalidades al exterior, incluso sabe cómo hacer que vengan. Sin embargo, no es muy frecuente. Solo en "ocasiones especiales"... como cuando en Navidad le regalamos cosas a los "niños".

AH: ¿Quieres decir que sus personalidades son "niños"?

CASE: Sí, y llegó un momento en el que tenía seis "niños" diferentes presentes y todos les dimos los regalos. Alguno -uno de ellos- tenía una personalidad de dos años, otro tenía cuatro. En otra ocasión, igual estábamos cenando o algo así, y eras consciente de que uno de ellos estaba a punto de aparecer. O puede que estuvieses hablando con ella por teléfono y te empezases a preguntar con quién estarías hablando. A veces es una experiencia... extraña.

(Continuará)

lunes, 2 de octubre de 2017

THE GORIES - BE NICE 7"

The Gories ‎– Be Nice / On The Run
(Third Man Records, 2015)

A-Be Nice
B-On The Run

AQUI.