lunes, 30 de noviembre de 2015

ALAN MOORE RESPONDE A 75 PREGUNTAS DE SUS FANS (4 DE 6)


PARTE 1PARTE 2, PARTE 3.

------------------


De nuevo, Alan Moore respondía con una sola respuesta a dos de las preguntas que le habían realizado.

PREGUNTA Nº 38

Hasta donde sabes, ¿qué monstruos y / o portales oscuros y otros reinos del pensamiento se pueden encontrar ocultos dentro de tu barba?

Alan Moore: Esa bien podría ser la gran polilla viviente que finalmente encontró la salida de mi barba mientras visitaba a Steve Moore en su casa hace unos años. Si bien entiendo que esto no dé una impresión demasiado favorable sobre mis hábitos higiénicos, no tengo ni idea de cómo se metió ahí dentro o cuándo pudo ocurrir dicha envidiable situación, por lo que sé, puede que incluso eclosionara y madurase sin conocer otro mundo que un laberinto de grises e impenetrables enredos. Ah, y la otra cosa horrible u oscuro portal hacia esos reinos que podría encontrarse oculta en mi barba, al menos según "Our Dumb World" [Nuestro Estúpido Mundo] de The Onion, es la región de Essex.

PREGUNTA Nº 39

¿Cuál es la cosa más horrible o lovecraftiana que hayas encontrado en tu barba alguna vez? ¡¡Gracias!!

Alan Moore: Esa bien podría ser la gran polilla viviente que finalmente encontró la salida de mi barba mientras visitaba a Steve Moore en su casa hace unos años. Si bien entiendo que esto no dé una impresión demasiado favorable sobre mis hábitos higiénicos, no tengo ni idea de cómo se metió ahí dentro o cuándo pudo ocurrir dicha envidiable situación, por lo que sé, puede que incluso eclosionara y madurase sin conocer otro mundo que un laberinto de grises e impenetrables enredos. Ah, y la otra cosa horrible u oscuro portal hacia esos reinos que podría encontrarse oculta en mi barba, al menos según "Our Dumb World" [Nuestro Estúpido Mundo] de The Onion, es la región de Essex.



PREGUNTA Nº 40

¿Ha sido muy exhaustiva tu investigación de Providence, en Rhode Island? ¿Encontraste algo en su historia que revista un especial interés? ¿Has visitado la ciudad?

Alan Moore: En realidad, al empezar la investigación de Providence me di cuenta de que, dada la gran cantidad de historia sobre la ciudad que puede encontrarse en la obra y en la correspondencia de Lovecraft, junto con los estudios bastante exhaustivos sobre Providence que pueden descubrirse en algunas tesis universitarias y en la biografía en la que he estado sumergido, en realidad eran los lugares conectados más remotamente a la ciudad, como Athol y Manchester, en New Hampshire, los que exigían una investigación más minuciosa. Curiosamente, en 2015 se ha celebrado el 125 aniversario del nacimiento de Lovecraft, y las autoridades de la ciudad de Providence contactaron conmigo y me hicieron una generosa oferta para que navegase hasta la ciudad en un carguero e indagase en ella sin tener que comprometerme a hacer una aparición pública o algo por el estilo. Como no tenía pasaporte, y por lo tanto soy relativamente geoestacionario, tuve que declinar la oferta... aunque en cierto modo, también creo que al igual que me ha ocurrido con muchos otros lugares, prefiero mantener intacta la imagen personal que me he formado de Providence. Para mí (y sin duda esto bien puede ser un capricho puramente personal que no tiene ningún significado especial) me he dado cuenta de que la mejor y más satisfactoria herramienta de referencia que se puede utilizar en proyectos con una base historica como "Providence", o para el caso, "From Hell", después de haber leído y absorbido todo lo que resulte necesario para la historia, es un sencillo mapa cartográfico. Para el número cuatro, donde visitamos a la familia de Wheatley o Whateley, gracias a ello fuimos capaces de encontrar el lugar donde era más probable que se encontrase su granja, en el cercano Cass Meadow, que está alentadoramente cerca de la colina de Sentinel Elm (que en las últimas escenas de "El horror de Dunwich" se convierte en "Sentinel Hill"), y con el que también pudimos encontrar una propiedad agrícola sin el nombre del propietario actual, por lo que los Wheatley muy bien podrían haber vivido allí durante el año 1919. Nosotros... y cuando digo "nosotros" me refiero sobre todo a Joe Brown, mi hombre de invaluable confianza durante esta investigación, y a mí mismo... pudimos hacer más o menos algo similar para la visita a Boston que aparecía en los números siete y ocho. Lo que ocurre es que con un mapa y una imaginación digresiva casi se puede crear un recorrido virtual por el lugar en cuestión, sólo que con mejores gráficos y con una mayor resolución. Mis muchas visitas a Whitechapel durante la escritura de "From Hell", aunque es cierto que me facilitaron la atmósfera actual del lugar, y me parecieron mucho más útiles para el guión del apéndice titulado "La Danza de los Cazadores de Gaviotas", tampoco creo que cualquiera de dichas observaciones fuesen pertinentes durante la mayor parte de la escritura de la propia historia. Supongo que todo esto se reduce a que cuando hablamos sobre métodos de investigación, confieso ser un gran entusiasta de la visión remota.



PREGUNTA Nº 41

¿Qué fantasía tienes, míster?

Alan Moore: La última vez que tuve una fantasía fue alrededor de los quince años, y a continuación se hizo realidad a lo largo de mi vida, casi hasta el último detalle. Así que te aseguro que nunca volveré a tener una.

PREGUNTA Nº 42

Si Northampton fuese una bestia sobrenatural, ¿qué aspecto tendría (y qué es lo que le haría a la gente)?


Alan Moore: Me temo que no entiendo muy bien esta pregunta. Northampton es una bestia sobrenatural. Se parece a una típica ciudad inglesa perfectamente normal, sólo que tiene más iglesias góticas, asesinatos y payasos espectrales. En cuanto a lo que puede hacer, te sugiero que eches un vistazo a alguna de las fotografías en las que aparezco que estoy seguro que siguen disponibles en la red: eso es lo que te hace Northampton. También es el lugar donde comenzaron las Cruzadas, la Revolución Industrial y el Capitalismo. No, es algo que no se menciona. De nada.



PREGUNTA Nº 43

Sin contar cualquiera de tus increíbles personajes, ¿quién crees que sería el que mejor te representa, aquel con el que más te identificas?

Alan Moore: En su mayor parte, diría que lo más justo sería decir que todos los personajes que he escrito, macho, hembra, humano, alienígena, benévolo, malvado o cualquier otro, son hasta cierto punto una extensión especulativa de mi persona, porque por la experiencia que tengo, esa es la única forma de escribir personajes verdaderamente convincentes: encontrando alguna faceta olvidada o suprimida de tu propio ser, para luego exagerarla e ir diseñándola hasta construir un tipo de personaje que resulte creíble. Sin embargo, el personaje en el que me he basado en mí mismo de forma más consciente de entre todas las ficciones que he escrito es Alma Warren, una artista femenina excesiva y post-menopáusica, que es la hermana mayor del personaje que protagoniza mi próxima novela, “Jerusalén”. Es lo más cerca que he podido estar, desde una perspectiva limitada, de sumergirme en mi interior. Más o menos es como yo, aunque, obviamente, en la vida real yo sea mucho más guapo físicamente, y mucho menos vanidoso.



PREGUNTA Nº 44

De entre todos los tomos y novelas gráfica actuales, ¿hay alguno que sea tu favorito y que creas que merece que el público le preste una mayor atención? ¿Algún tomo o novela gráfica del pasado? ¡Gracias por todo lo que has escrito y ofrecido al mundo para que lo disfrutemos!

Alan Moore: Me temo que estoy algo alejado de la escena de cómic actual, aunque ahí fuera exista cierta cantidad de obras ejemplares que probablemente no sea yo la persona más indicada para señalarlas, y una lista de guionista a los que leo actualmente que podría parecer sospechosamente partidista, ya que está compuesta por Garth Ennis, Si Spurrier, Kieron Gillen y el resto de mis colegas en Avatar. En realidad ha sido de forma bastante reciente cuando he empezado a familiarizarme con la notable obra de Brian Vaughn, y estoy seguro de que no necesitarás que te recomiende Saga, seguramente una de las obras más remarcables e inventivas de la ciencia ficción y fantasía que hayan surgido alguna vez en el medio del cómic. En cuanto a los “novelistas gráficos” del pasado, una de las únicas personas que se me ocurre que haya producido una obra sin duda merecedora de dicho término fue el insuperable Lynd Ward, autor y dibujante de sofisticadas narraciones sin palabras como "God’s Man" y "Madman’s Drum" entre otras. Cualquier persona interesada en la forma de este medio debería investigar a Ward, uno de los grandes originales estadounidense cuya obra todavía tiene mucho que enseñarnos a todos décadas después.


PREGUNTA Nº 45

"Providence", la serie que estáis realizando Jacen Burrows y tú, me parece increíble, especialmente en cuanto a los profundos estratos y capas que hacen alusión a H. P. Lovecraft. Me preguntaba cuál de las historias de Lovecraft te ha petrificado más el vello púbico... ¿y por qué dicha elegida en particular perturba y sacude aquello que fundamenta tu amor por el terror? 

Aunque no forme parte de esta pregunta, gracias a todo el equipo que se encarga de la serie por lo que he podido leer hasta el momento: supone un reto denso y maravilloso.

Alan Moore: Me alegro de que estés disfrutando con "Providence", ya que tanto Jacen, como yo, como el resto de involucrados en su creación estamos completamente orgullosos. En cuanto a la historia de Lovecraft que más me asustó en un principio, esa bien podría ser la primera de todas las que leí, que fue "La declaración de Randolph Carter", con sus famosas cinco últimas palabras que producían un hormigueo en la columna vertebral. Sin embargo, al retomar a Lovecraft de adulto, y sobre todo con la vista puesta en la creación de "Providence", he descubierto a un escritor mucho más rico y complejo de lo que recordaba. Sin duda esto ha sido así porque mi propia comprensión de Lovecraft se ha vuelto más rica y compleja como resultado de todo el conocimiento sobre Lovecraft que he estado absorbiendo asiduamente durante este último par de años. Me parece que lo que particularmente me inspira en la actualidad no es una sola historia de Lovecraft, sino todo el conjunto de su obra y los enfoques radicales de su escritura que se puede encontrar en ella. Su desorientadora técnica de ofrecer una lista de cosas combinadas a las que Cthulhu no acaba de parecerse, por ejemplo, o su insistencia en que el color que cayó del cielo es solamente un color "en comparación". En la obra de H. P. Lovecraft hay una especie de enajenación profética que sospecho que seguramente forme una parte mucho mayor de su legado que lo que el propio Lovecraft califica como su "Yog-Sothothery".



PREGUNTA Nº 46


¿Cuál de las historias que has escrito es tu favorita? ¿Por qué lo es? ¿Cuál es tu producto finalizado favorito y por qué lo es?


Alan Moore: Aunque soy consciente de que aún no lo has podido ver, creo que mi historia favorita de entre todas las que he escrito, y seguro que también mi proyecto terminado favorito, es mi segunda novela, "Jerusalén". Anteriormente mi respuesta habría sido mi primera novela, "La Voz del Fuego". En ambos casos, son dos partes de mi obra que han sido absolutamente fundamentales en mi vida y en cuanto a lo que soy. Expresan algo que es mucho más importante para mí que todas las fantasías que he creado hasta ahora, y ambas son obras en las que lo que estás viendo es mi trabajo sin la mediación de colaborador alguno... Sigo esperando dibujar yo mismo la portada de Jerusalén. Lo que escuchas en ambas obras es mi propia voz, soy yo dando lo máximo, sin restricciones de ningún tipo. Y además, en "Jerusalén" también muestro la obra escrita de alguien que lleva escribiendo toda una vida y que ha absorbido una serie de variadas lecciones a lo largo de mi carrera, y en lo que a mí respecta creo que puede ser la mejor, más sofisticada y extensa obra escrita que haya entregado en papel alguna vez.


PREGUNTA Nº 47

En el documental "The Mindscape of Alan Moore" hablas sobre una época en la que la información terminará desbordándose y que, dicho con tus propias palabras, parece que "la suerte ya está echada" cuando lleguemos a ese punto. La singularidad tecnológica (tal y como está explicada por Vinge, Yudkowsky. etc), si es que llega a ocurrir, predice algo similar. De hecho, en el documental, ¿estabas hablando sobre la la singularidad y el ulterior desbordamiento de información que producirá?

Alan Moore: Me temo que en realidad no conozco lo suficiente sobre las supuestas causas de la "singularidad" como para hablar más al respecto. De lo que estaba hablando en el documental "Mindscape" era sobre una teoría que creo que en un principio fue formulada por un economista, posiblemente a principios de 1970, y donde se refería al fenómeno del período doble de bifurcación. Esta teoría indica que la cantidad de tiempo que le lleva a nuestra especie duplicar la cantidad de información que existe en el mundo se está volviendo cada vez más y más breve. Si los cientos de miles de años transcurridos entre la primera hacha de mano y, por ejemplo, el primer año después de Cristo pueden contarse como un período de información humana, duplicar esa cantidad nos ha llevado unos mil quinientos años. A continuación tan solo han pasado un par de cientos de años para duplicarla. Entre 1960 y 1970 la información humana existente supuestamente llegó a duplicarse, y la curva gráfica extrapolada de estos puntos de duplicación predice (creo) que será en 2017 cuando la información humana se duplique cada fracción de segundo, eso suponiendo, por supuesto, que siga existiendo una curva gráfica. Ese fue el momento en el que me dije: "la suerte ya está echada", y aunque he escuchado a la gente hablar sobre la singularidad en términos parecidos, no sé lo suficiente sobre las ideas en las que se basa la Singularidad como para argumentar que estamos hablando sobre el mismo fenómeno. Probablemente ambos podamos estar de acuerdo en que se avecina una especie de crisis de la información, e inevitablemente, es casi seguro que ambos carecemos de todos los detalles.


PREGUNTA Nº 48


Cuando escribes, ¿notas si te está sucediendo algo?


Alan Moore: Probablemente no debería tener favoritismos, pero si tuviese que elegir, quizá sea esta la pregunta más interesante que me han hecho durante todo el año. No lo sé. No sé lo que me pasa cuando escribo, porque no estoy seguro de si tenemos el lenguaje adecuado para poder describir lo que es usar el lenguaje de una forma determinada, e incluso explicármelo a mí mismo. Cuando me encuentro inmerso en la escritura de algo que me exige mucho, noto conscientemente que estoy en un estado completamente diferente de aquel que suelo experimentar en la mayor parte de mi vida de vigilia. Tampoco es que se parezca al sueño, porque al escribir estás más centrado y tienes más control. Escribir, tal y como suelo hacer a menudo, me requiere jugar un poco con la estructura o el vocabulario de la lengua inglesa, por lo que me zambullo en algunos espacios mentales que, efectivamente, son muy inusuales. Al escribir "Round the Bend", el capítulo de Lucia Joyce de Jerusalén, entré en una especie de estado de vuelco sináptico que me produjo una dicha delirante y visionaria. Por el contrario, al escribir el colapsado futuro vernáculo de Crossed 100, terminé levemente deprimido simplemente por disponer de un lenguaje limitado con el consiguiente número limitado de cosas que pueden pensar, sentir o concebir los personajes. Lo que sospecho que ocurre es que, como he dicho otras veces, toda nuestra realidad neurológica puede observarse como si estuviese hecha de palabras en su nivel más inmediato. Cuando desciendes al nivel de nuestra realidad, o si lo quieres mejor al cifrado de nuestra realidad, entonces, seas o no consciente, lo hagas de forma deliberada o no, estás operando en el terreno de la magia. Por lo tanto, la respuesta a tu pregunta sobre lo que me ocurre cuando escribo es la respuesta más banal e inútil a la que podría llegar un autor: se produce magia. Espero que el hecho de que yo esté diciendo y que haya enunciado la declaración anterior con convicción absoluta, junto con todas sus implicaciones potencialmente aterradoras, sea suficiente como para hacer que suene un poco menos fatuo.



PREGUNTA Nº 49

Hola. En primer lugar déjame decirte que soy un gran fan de Watchmen, La Broma Asesina y From Hell. Mi pregunta trata sobre Watchmen y el argumento histórico alternativo que utilizaste en la historia. ¿Crees que escribir ahora una historia parecida (es decir, un relato sobre un momento histórico alternativo) sería más fácil o más difícil que hacerlo en 1985?

Alan Moore: En realidad, no creo que elaborar un mundo alternativo sea más difícil -o más fácil- de lo que era hacerlo en 1985. Ignorando el quizá discutible punto de vista de que cualquier ficción es en cierto sentido una historia de mundos alternativos, diría que mi creación junto a Jacen Burrows sobre el mundo alternativo que aparece en Neonomicon y Providence, con sus jardines suicidas en plan Robert W. Chambers y sus ciudades recubiertas de cúpulas contra la contaminación, es tan compleja y envolvente como cualquier cosa que haya hecho antes, incluso aunque no esté usando su colorido mundo alternativo de una forma tan laberíntica como lo está haciendo Kieron Gillen en su excelente Über, una obra minuciosa y cuidadosamente elaborada con una extensa historia paralela que hace que la mayoría del resto de ejemplos del subgénero parezcan francamente perezosos. Creo que casi por definición, sea cual sea la época o las condiciones de nuestro propio mundo, la historia de un mundo que discurrió de forma diferente a la del nuestro siempre resultará ser igual de exigente y convincente.

viernes, 27 de noviembre de 2015

LO GLORIOSOS QUE FUERON LOS SIMPSONS (parte 4 de 4)


LO GLORIOSOS QUE FUERON LOS SIMPSONS (parte 4), por Robert Fiore para The Comics Journal Special nº 4, 2004. (Parte 1parte 2, parte 3.)

Sólo se muda dos veces [You Only Move Twice]: En el que Homer finalmente encuentra un lugar en el que encajar y tener éxito como secuaz y hombre de confianza de un supervillano parecido a los de Ian Fleming. La familia se traslada a la ciudad ideal sólo para ser rechazada como si fuesen unos completos extraños. Albert Brooks es la apoteosis de los invitados famosos en su papel de [Hank] Escorpio, el contrario del Sr. Burns excepto en lo que proyecta hacer. ¿Por qué no lo han utilizado de nuevo?

22 Cortometrajes sobre Springfield [22 Short Films About Springfield]: Si tuviese que escoger un solo mejor episodio volvería a elegir este tour de force de la última temporada buena. Utilizando la película "Pulp Fiction" como trampolín para encapsular todo el mundo de Springfield en un pequeño y apretado paquete, también demuestra que, aunque hubiese muchas temporadas después de esta, en este punto Los Simpsons eran una obra de arte finalizada.


Huracán Neddy [Hurricane Neddy]: No hay otro personaje mejor con el que la serie muestre sus particulares cualidades que con Ned Flanders, el vecino evangélico de Homer. Cuando en el resto de convencionales ofertas satíricas lo pintarían como a un hipócrita, en Los Simpson siempre se juega limpio con él. Sus creencias y acciones son totalmente coherentes, y él prospera gracias a ellas. (Sin embargo, es cuando su familia y él se aislan del mundo secular cuando se apartan de la realidad, porque precisamente el motivo de que los fundamentalistas se convirtiesen en activistas políticos fue que el mundo secular empezó a incidir en sus vidas.) Finalmente es en este episodio donde Ned se derrumba bajo la carga de sus desastres personales y siete años de paciencia cristiana y arremete contra todos a su alrededor. Es como si Wile E. Coyote se comiese al Correcaminos, Elmer Fudd llenase de perdigones el vientre de Bugs Bunny o Rasca acabase con Pica, una escena que nunca supimos que nos gustaría ver hasta que la vimos.


El enemigo de Homer [Homer´s enemy]: Cuando estuve dándole vueltas al artículo se me ocurrió señalar este episodio como un ejemplo de cómo el programa todavía era capaz de producir episodios de primera categoría. Eso fue hace cinco temporadas. "El Enemigo de Homer" introduce en el tono inconsciente de Los Simpsons a un personaje que no es inconsciente de lo que ocurre. Frank Grimes es un ejemplo de cómo alguien podría abrirse camino en los Estados Unidos partiendo de las circunstancias más desfavorables y utilizando el trabajo duro, la disciplina y la dedicación hasta conseguir subsistir de forma sencilla. Cuando Grimes ve cómo Homer ha tenido todo lo que él siempre ha querido por pura suerte y de forma inconsciente, decide sacar de la inconsciencia al resto de sus compañeros de trabajo y denunciar la incompetencia de Homer. Frustrado por la inutilidad de su esfuerzo, Grimes realiza una bufonada grotesca parecida a la de su rival, pero al carecer de la protección que los dioses les ofrecen a los tontos sagrados, muere por ello.

Y en realidad, hasta ahora sumamos 11 episodios. Podría comentar otros 11 episodios tan buenos como estos entresacados de las primeras ocho temporadas, y tal vez 13 más.


EL IGUALMENTE INEVITABLE "PEOR EPISODIO DE LA HISTORIA"

Pues bien, ese es el episodio en el que se acuñó dicho eslogan, "El show de Pica, Rasca y Poochie", su único "no-premio". (Por cierto, el intento de ampliar el papel del individuo que regenta la tienda de cómics, que fue quien pronunciaba la frase, fue uno de los errores del programa más graves. En sus dominios funcionaba como una maravillosa creación cómica, un hombre que había sabido conservar un estado emocional de quinceañero en su edad adulta, y que trataba a su clientela pre-adolescente con la cansada condescendencia con la que un adolescente trata a sus hermanos más pequeños. Cuando sacaron al personaje fuera de la tienda de cómics se convirtió en un perdedor empollón estereotipado, alguien mucho menos interesante.) En el episodio en dos partes titulado "¿Quién disparó al Señor Burns?" se nos facilitaba la respuesta completamente artificial a una pregunta que nadie había formulado, y es algo que podíamos notar en su tirante desarrollo. (La pregunta que realmente habría cautivado el interés del espectador era "¿En qué Estado se encuentra realmente Springfield?", pero para eso no hay respuesta.) Cada vez que escuchas la frase, "¡Los Simpson van a [rellenar el espacio en blanco con algún lugar para ir de vacaciones]!" sabes que te encuentras ante otra floja media hora, a menos que ese lugar sea Australia. "Jinetes galácticos", con su extraño argumento secundario protagonizado por jockeys-parecidos a-elfos, está universalmente reconocido como uno de los mayores fracasos
. En esta última sesión, el episodio "Ha renacido una estrella" (en el que Flanders se citaba con una estrella de cine) era bastante horrible. Sin embargo, personalmente siempre he tenido dificulades para ver la "La boda de Lisa". Lo acabo de revisar y los gags no son tan malos, pero ver a los personajes crecidos y endebles me parece muy deprimente. ¿Qué pensarán que es esto, Star Trek?


LA COMPLETAMENTE EVITABLE LISTA DE LOS MEJORES EPISODIOS DE LA PASADA TEMPORADA


Que haya habido muchas más temporadas no se ha traducido en que haya habido mejores episodios. El sello distintivo ha sido la tirantez y una disposición a retorcer a los personajes completamente fuera de personaje
 para adaptarlos a los nuevos argumentos (¿Homer en huelga de hambre?). Los guionistas se han abalanzado sobre cualquier nueva tendencia como si Barney Gumble chupase hasta la última gota de Duff del trapo del bar antes de acudir a Alcohólicos Anónimos. Los programas empiezan fuerte y luego se convierten en flojos o raros, o débilmente raros o extrañamente flojos. Se filtra una especie de tono ilusorio ("Kampamento Krusty" realmente no era una parodia de "El Señor de las Moscas", por lo que pueden parodiar de nuevo el libro sin repetirse.) La temática de "Homer se convierte en" (Homer se convierte en conductor de camión, Homer se convierte en marinero...) se ha convertido en una muleta, y el episodio puede ser tan divertido como fracasar del todo. La pérdida de Phil Hartman supuso un duro golpe [el primer actor y cómico que puso la voz a Troy McClure y Lionel Hutz].

Sin embargo, cada temporada de este periodo tiene algunos episodios donde se hacen notar antiguos bríos, en particular en las antologías "Historias bíblicas de los Simpson" y "Cuentos populares", en esencia capítulos de Halloween sin Halloween, que inyectan considerable aire en la forma de proceder de los guionistas. Otros capítulos destacados son "La familia Cartridge", una fábula sobre el poder seductor de las armas de fuego, "Lisa, la Escéptica", una parábola sobre la credulidad y "HOMR", en el que 
se restaura la inteligencia normal de Homer  y éste descubre que ser listo en el mundo en el que vive es un disparate.


SU MEJOR MOMENTO

Un momento donde se reunieron oportunidad, ingenio y oficio fue durante la campaña presidencial de 1992. Uno de los ventrílocuos de Bush padre pensó que sería muy inteligente hacerle decir que las familias estadounidenses deberían ser menos parecidas a Los Simpsons y más como los Waltons [Los Walton, 1971-1981]. En el programa de la semana siguiente, Los Simpson se reunían alrededor del televisor mientras Bush decía la frase. "¡Hey!" comentaba Homer con la comprensible herida indignación que sentiría cualquier ciudadano común si fuese escogido personalmente por el Presidente y éste abusara inesperadamente de él. "Somos como los Walton", dice Bart: "También rezamos para que se acabe la Depresión." En ese momento, el hombre más poderoso de la Tierra seguramente debería haberse dado cuenta de que había sido superado.



LO QUE HA GENERADO LOS SIMPSONS


Sin duda, que Los Simpson hayan resucitado completamente los dibujos para el "prime time" como elemento básico de una cadena de televisión, es algo que le ha dado la oportunidad a un montón de gente de fallar intentando hacer algo parecido. La franja nocturna de Cartoon Network "Comedy Central" se ha convertido en un cementerio donde se puede ver el ciclo interminable de los seis episodios iniciales de fallidos programas de dibujos animados en plan "sitcom". La copia más insignificante de Los Simpsons es la odiosamente derechista "Padre de Familia". De las pocas exitosas, la más popular es "El rey de la colina" [King of the Hill, 1997-2010], que tuvo éxito porque concibió una forma de representar en televisión a una gran parte del país de una forma que nunca se había hecho antes. Esencialmente es una parábola en marcha sobre los viejos valores frente a los nuevos valores, donde los viejos valores proporcionan el antídoto contra la superficialidad y banalidad de lo nuevo, y los nuevos valores ofrecen un antídoto contra la crueldad de lo viejo. Por mi parte, me doy cuenta de por qué cualquiera puede disfrutar con ella.

La serie más exitosa artísticamente es South Park, que con su despiadada rudeza habitualmente no pasa de lo crudo, aunque también sea capaz de rivalizar con el viejo National Lampoon en escabrosidad. Un ejemplo fue el reciente episodio en el que Eric Cartman, seguramente el personaje más completamente malvado de la ficción desde el Conde Fosco de Wilkie Collins, intentaba vender materia prima para la investigación con células madre. Indignado por los precios que le ofrecen contesta: "¡Soy como ese feto de ahí! ¡No he nacido ayer!" South Park es más interesante por la visión que ofrece de la mentalida de la América post-liberal. Debajo de la jocosas homilías finales de la serie reside una genuina creencia que habla acerca de que ningún conflicto tiene legitimidad, que se puede romper con cualquier diferencia y que cualquier compromiso a la hora de posicionarse podría ser el propio de una excéntrico fanático. Lo que en realidad podemos ver en pantalla es una apuesta por la esperanza de que todos los que conformamos la sociedad podamos aplazar nuestros valores de clase media. Por otro lado, cuando los conservadores suelen citar los virajes hacia la derecha de la serie, que no se alinea con nadie, intentando ratificar así su su punto de vista sin tener en cuenta que su origen suele ser el depravado Cartman, resulta un testimonio de la desesperación que tiene la derecha por reforzarse culturalmente. 


HE PODIDO VER FUTURAMA Y...


Bueno, digámoslo así: si Los Simpson son la mejor serie cómica de la historia de la televisión, Futurama no es la segunda mejor. Fue concebida como una ruptura con Los Simpson: iba de Ciencia ficción en lugar de ser contemporánea, urbana en lugar de residencial, orientada para los solteros en vez de para toda la familia, multiétnica, pero no sólo de forma testimonial. El problema es que no parecía tener nada que decir sobre el futuro, o sobre Nueva York o la soltería, y casi ni quiere tener que ver demasiado con lo étnico. La Ciencia Ficción puede ser un género de ideas o un género de costumbres. Aunque Futurama tenía ideas, casi todas eran facilonas, vacuas o ligeras. La presumible coartada de que la serie era una parodia de la mala Ciencia Ficción con el fin de que funcionase de forma más eficaz, terminaba dándonos la impresión de que claro que podíamos saber cuál es
 la buena Ciencia Ficción nada más ver un capítulo. Lo verdaderamente frustrante de Futurama es que una vez que se ha comprometido a realizar una promesa que no será capaz de llevar a cabo, evoluciona como algo que sí que podría llegar a tener éxito. Vista en retrospectiva, lo que deberían haber hecho era desechar el elemento del negocio de entregas interestelares y desarrollar una serie sobre una sociedad paralela de robots. Al final tuvieron que coexistir las dos premisas y los mejores momentos de la serie provienen de la última.

En cuanto al rejuvenecimiento creativo que supuestamente proporcionaba la serie, sabías que se encontraban en problemas cuando comenzaron a recauchutar episodios de Los Simpsons en su primera temporada (por ejemplo, Homer va a la Universidad / Bender va a la Universidad). Difícilmente ayuda que la Fox pareciese decidida a permitir que la serie muriese por una exposición insuficiente. Es como si pensaran en ella como en un juego titulado "Adivina Cuándo Programaremos Futurama". También tuvo momentos de inspiración, en particular el segundo episodio navideño (retrasado un año entero, algo típico en la forma de hacer las cosas de la Fox), pero creativamente se asemeja más al final de Los Simpson que a sus comienzos.


¿Y AHORA QUÉ?


Cuando le preguntaron por qué dejó de escribir su popular serie de libros de Narnia, C.S. Lewis comentó que sólo hay dos momentos en las que se puede dejar de hacer algo: antes de que lo quiera la gente y después. Si bien no se puede decir categóricamente que Los Simpson se encuentren actualmente en la última categoría, es innegable que nadie puede decir ya que murió antes de tiempo. En un mundo ideal el talento involucrado en la serie debería haber conseguido encontrar un nuevo mundo que conquistar, pero en el mundo de las licencias de televisión que buscan conquistar el Mundo las cosas no se pueden hacer libremente ni a la ligera. El público ha demostrado que no va a dejar de ver la serie hasta que se vean obligados a hacerlo de una forma u otra. Por mi parte, todavía sintonizo la cadena para ver cada episodio con cierto sentimiento de anticipación, y con la certeza de que no siempre me quedaré decepcionado.


----------------

En la preparación de este artículo se ha procedido a hacer pródigo uso de la guía de episodios [Guía Completa de los Simpsons] y los dos volúmenes publicados por Harper Perennial, compuesta por "The Simpsons Forever!" [Los Simpson Más Allá], editada por Scott M. Gimple, y "The Simpsons Beyond Forever!" [Los Simpson Más Allá ¡Por Siempre!] (nah, sólo nos lo parece algunas veces), editada por Jessie L. McCann. Si he citado las frases correctamente,  probablemente se deba a dichos autores.

jueves, 26 de noviembre de 2015

THE GRIFTERS - SO HAPPY TOGETHER


The Grifters – So Happy Together
(Sonic Noise, 1992)

A1-Dry Bones
A2-Hate
A3-Tat
A4-Clot
A5-The Want
A6-Oar
B1-Wreck
B2-Meanwhile
B3-10,000
B4-Love Explosion

AQUI.

miércoles, 25 de noviembre de 2015

ENTREVISTA CON JAIME HERNANDEZ PUBLICADA EN SLUMBERLAND #6 (NOVIEMBRE DE 1995)


El autor acudió como invitado al XIX Salón del Comic del Principado de Asturias

SLUMBERLAND: ¿Su tipo de comics tiene éxito en los USA? ¿Da para vivir?
JAIME HERNANDEZ: Tal como está el mercadon en USA, soy afortunado de poder salir adelante haciendo el tipo de comics que hago. Otros autores que hacen cosas similares tienen que buscarse otros trabajos para sobrevivir.

SL: ¿Se considera feminista?
J.H.: ¿Qué es ser feminista? Trato por igual a todas las personas: soy un humanista. Todo el mundo debería ser tratado por igual. Ese fue uno de los motivos que me movió a hacer comics de este tipo: cuando yo empecé, pocas historias trataban por igual a hombres y mujeres. 

SL: ¿Mantiene relación con Beto y Mario a la hora de producir sus historietas?
J.H.: Trabajamos cada uno por nuestra cuenta, pero hablamos mucho, nos llamamos por teléfono y al final sí que parece que acabamos compartiendo ideas y pasándonos argumentos.

SL: ¿Qué opina de que en algunas partes de USA se obligue a usar como idioma único el inglés?
J.H.: Todo el mundo debería tener su propia cultura. No se puede forzar a nadie a ser lo que no es.

SL: ¿Cómo puede repercutir en los pequeños editores el sistema de distribución exclusiva que emplean las grandes compañías?
J.H.: Las grandes compañías publican y publican porque saben que van a vender y parece que su intención es ocupar el espacio en las librerías y quitarnos el espacio a los demás, que somos muy pequeñitos.

SL: ¿Estaría dispuesto a hacer otro tipo de comic distinto al que hace?
J.H.: Hay un tipo de comic que no me interesa en absoluto, y mientras pueda ganarme la vida haciendo el tipo de comic que hago, no pienso cambiar. Si algún día me veo forzado a hacerlo, tendré que hacerlo, pero por ahora no.

SL: ¿Qué le parece que su obra llegue hasta una ciudad tan lejana?
J.H.: Es maravilloso. Lo máximo que puedes desear cuando estás sudando para terminar una página es que tu trabajo llegue al fin del mundo, y cuando ves que realmente llega, es más de lo que se puede esperar.

LOS BROS. HERNANDEZ EN FROG2000:

martes, 24 de noviembre de 2015

COIN - ARCHITECTS OF CHARACTER


Coin - Architects Of Character
(Anal Log, 2000)

1-Jet Pack Turbo Suit
2-Level One (King Of The Tournament)
3-Intro One
4-Boot Farmers Awaken
5-Crystal Castles
6-Streaming Data
7-M.C.P.
8-Daylight Horizon
9-Battlefield
10-The Park
11-Level Two (Carpet Layer)
12-Bachelors (Everybody Say)
13-Hot Cops (Lite)
14-Outro One
15-The Wobbler
16-Level Three (Loan Shark)
17-Cartography Of Pleasure
18-Daylife Uptone
19-Klax Wave
20-Klax Wave (Live)
21-Outro Two
22-Solid State
23-Level Four (Emergency Room)
24-Monkey Knuckles
25-Intro Two
26-Loving, Touching, Squeezing
27-Intro Three
28-Architects Of Character Level Five (Hits Away! Negative)

AQUI.

lunes, 23 de noviembre de 2015

ALAN MOORE RESPONDE A 75 PREGUNTAS DE SUS FANS (3 DE 6)


PARTE 1, PARTE 2.

--------------------


PREGUNTA Nº 25

¿Hay algo que hayas experimentado en la vida real que haya terminado impregnando tu escritura?

Alan Moore: Casi todo lo que he experimentado ha impregnado mi escritura, pero si lo que quieres es un ejemplo sencillo y obvio, el hecho prioritario que generó la inspiración para escribir "The Birth Caul" [El Amnios Natal] fue la muerte de mi madre. Menos comentados, aunque tal vez igual de interesantes, son los hechos de mi ficción que parece que hayan impregnado mi vida real... el ejemplo más inocuo ha sido la figura del payaso siniestro que habíamos planeado que atormentase Northampton en un "spin-off" de las películas "Jimmy’s End" y "Showpieces".
Hace un par de años acababa de volver a mi casa después de unas vacaciones de una semana y me enteré que un siniestro payaso vestido de forma muy similar se había convertido en un fenómeno de Internet de relativa importancia después de haberse manifestado y haber sido fotografiado por primera vez a menos de treinta yardas del buzón que se encuentra frente a mi puerta principal. Sin duda, la vida y la ficción están relacionadas, pero está bien recordar que dicha relación es de doble sentido. A mí es algo que me ocurre a menudo.


PREGUNTA Nº 26

Para responder esta y las dos siguientes preguntas, Moore hizo trampa y contestó exáctamente lo mismo. Por supuesto, de esa forma me ha ahorrado el trabajo de traducirlas.

-------------

Si te diesen la oportunidad de guionizar una nueva historia de un personaje de cómic de cualquier editorial que ya existe, sin restricción alguna (y ofreciéndote plenos derechos) ¿qué personaje escogerías? ¿Y cuál sería el enfoque que le darías?

Alan Moore: Confieso que no leo demasiados cómics en la actualidad, por lo general suelen ser los de mis actuales compañeros de Avatar. Esos pueden ser las siempre poderosas historias de la colección "War Stories" de Garth Ennis, así como cualquier cosa que a este autor le de por publicar; la excelente y revigorizada serie "Crossed + 100" de Si Spurrier y su próxima "Cry Havoc" para Image; las espectaculares "Mercury Heat", "Phonogram", "The Wicked + The Divine" de Kieron Gillen y, cuando ponga en marcha su perezoso culo, la próxima saga de ‘Über’, un cuidado y meticuloso trabajo; y como ya he mencionado antes, la increíble serie de Brian Vaughan "Saga". 

En cuanto a si me ofreciesen la oportunidad de guionizar cualquier personaje de comic book, sin importar los alicientes, diría que realmente no me gustaría escribir ninguno, independientemente de las circunstancias. En realidad no tengo mayor interés en ninguno de los personajes que la industria del cómic mantiene en una enorme horda de bienes robados, subastados en público y vigilados policialmente: por una parte cumpliré sesenta y dos años en un par de semanas, y por otra, ¿cómo podría aceptar jamás "plenos derechos" sobre un personaje que fue creado por algún creador al que engañaron en el pasado, y cuyos derechos no le pertenecen a ninguna empresa desde cualquier punto de vista ético? Nunca he sentido verdadero interés por Superman desde que tenía alrededor de doce años, salvo cuando me llamaron para que resucitara dicho interés por las historias del personaje. Incluso cuando se me ha ofrecido la oportunidad de escribir a uno de los únicos personajes del cómic americano por los que aún conservo afecto e interés -el sublime Hebie de Ogden Whitney y Richard Hughes- (el único personaje de cómic que se menciona o sobre el que se discute en Jerusalén, por cierto), la rechacé, porque sólo me interesa leer el Herbie de Hughes y Whitney, y no tengo ningún interés en leer mi propio "enfoque", "homenaje", o "tributo" al personaje, porque no le añadiría nada nuevo o interesante a una obra única y fascinante, y porque el tributo de un fan es algo sin lo que pueden pasar perfectamente sus dos creadores originales.


PREGUNTA Nº 27

Si el sistema judicial no estuviese manipulado a favor de los intereses del Banco Mundial, y los derechos de Superman, Lois Lane y el Daily Star [Planet] revirtiesen de nuevo a manos de Siegel y Shuster, ¿guionizarías una historia de Superman para ellos? ¿Qué tipo de historia sería?

Alan Moore: Confieso que no leo demasiados cómics en la actualidad, por lo general suelen ser los de mis actuales compañeros de Avatar. Esos pueden ser las siempre poderosas historias de la colección "War Stories" de Garth Ennis, así como cualquier cosa que a este autor le de por publicar; la excelente y revigorizada serie "Crossed + 100" de Si Spurrier y su próxima "Cry Havoc" para Image; las espectaculares "Mercury Heat", "Phonogram", "The Wicked + The Divine" de Kieron Gillen y, cuando ponga en marcha su perezoso culo, la próxima saga de ‘Über’, un cuidado y meticuloso trabajo; y como ya he mencionado antes, la increíble serie de Brian Vaughan "Saga". 

En cuanto a si me ofreciesen la oportunidad de guionizar cualquier personaje de comic book, sin importar los alicientes, diría que realmente no me gustaría escribir ninguno, independientemente de las circunstancias. En realidad no tengo mayor interés en ninguno de los personajes que la industria del cómic mantiene en una enorme horda de bienes robados, subastados en público y vigilados policialmente: por una parte cumpliré sesenta y dos años en un par de semanas, y por otra, ¿cómo podría aceptar jamás "plenos derechos" sobre un personaje que fue creado por algún creador al que engañaron en el pasado, y cuyos derechos no le pertenecen a ninguna empresa desde cualquier punto de vista ético? Nunca he sentido verdadero interés por Superman desde que tenía alrededor de doce años, salvo cuando me llamaron para que resucitara dicho interés por las historias del personaje. Incluso cuando se me ha ofrecido la oportunidad de escribir a uno de los únicos personajes del cómic americano por los que aún conservo afecto e interés -el sublime Hebie de Ogden Whitney y Richard Hughes- (el único personaje de cómic que se menciona o sobre el que se discute en Jerusalén, por cierto), la rechacé, porque sólo me interesa leer el Herbie de Hughes y Whitney, y no tengo ningún interés en leer mi propio "enfoque", "homenaje", o "tributo" al personaje, porque no le añadiría nada nuevo o interesante a una obra única y fascinante, y porque el tributo de un fan es algo sin lo que pueden pasar perfectamente sus dos creadores originales.


PREGUNTA Nº 28

¿Qué cómics estás leyendo actualmente? ¿Quiénes son tus actuales guionistas favoritos del medio?

Alan Moore: Confieso que no leo demasiados cómics en la actualidad, por lo general suelen ser los de mis actuales compañeros de Avatar. Esos pueden ser las siempre poderosas historias de la colección "War Stories" de Garth Ennis, así como cualquier cosa que a este autor le de por publicar; la excelente y revigorizada serie "Crossed + 100" de Si Spurrier y su próxima "Cry Havoc" para Image; las espectaculares "Mercury Heat", "Phonogram", "The Wicked + The Divine" de Kieron Gillen y, cuando ponga en marcha su perezoso culo, la próxima saga de ‘Über’, un cuidado y meticuloso trabajo; y como ya he mencionado antes, la increíble serie de Brian Vaughan "Saga". 

En cuanto a si me ofreciesen la oportunidad de guionizar cualquier personaje de comic book, sin importar los alicientes, diría que realmente no me gustaría escribir ninguno, independientemente de las circunstancias. En realidad no tengo mayor interés en ninguno de los personajes que la industria del cómic mantiene en una enorme horda de bienes robados, subastados en público y vigilados policialmente: por una parte cumpliré sesenta y dos años en un par de semanas, y por otra, ¿cómo podría aceptar jamás "plenos derechos" sobre un personaje que fue creado por algún creador al que engañaron en el pasado, y cuyos derechos no le pertenecen a ninguna empresa desde cualquier punto de vista ético? Nunca he sentido verdadero interés por Superman desde que tenía alrededor de doce años, salvo cuando me llamaron para que resucitara dicho interés por las historias del personaje. Incluso cuando se me ha ofrecido la oportunidad de escribir a uno de los únicos personajes del cómic americano por los que aún conservo afecto e interés -el sublime Hebie de Ogden Whitney y Richard Hughes- (el único personaje de cómic que se menciona o sobre el que se discute en Jerusalén, por cierto), la rechacé, porque sólo me interesa leer el Herbie de Hughes y Whitney, y no tengo ningún interés en leer mi propio "enfoque", "homenaje", o "tributo" al personaje, porque no le añadiría nada nuevo o interesante a una obra única y fascinante, y porque el tributo de un fan es algo sin lo que pueden pasar perfectamente sus dos creadores originales.


PREGUNTA Nº 29

¿Cuál es tu novela favorita de toda la vida escrita por otro autor? ¿Te gusta Dostoievski?


Alan Moore: Sí, me gusta mucho Dostoievski, aunque he leído muy poco de su obra. Creo que era un escritor relativamente valiente que en su momento exploró los crudos e incómodos límites de la condición humana y algunas de las zonas interiores más gélidas de nuestro territorio psicológico y emocional. En cuanto a mi novela favorita, en algún otro lado he comentado que realmente no creo en esos términos, por lo que cualquier elección será arbitraria y fugaz. Dicho esto, en este instante concreto en el tiempo (22:50, 28 de octubre, miércoles), me inclino a recomendar una vez más "El Tercer Policía" de Flann O'Brien, que es más extraña, divertida y mucho menos rusa que las obras de Dostoievski, pero que a su manera, tal vez aborde algunas de las mismas preocupaciones. Por otro lado, si estás buscando algo extraño, divertido y ruso, lo mejor que podrías escoger es "El maestro y Margarita" de Mikhail Bulgakov. La decisión es tuya, la ortografía probablemente cuestionable es mía.


PREGUNTA Nº 30

Nota: haciendo la misma jugada que en anteriores preguntas, Alan Moore ofrecía la misma respuesta para las preguntas números 30 y 31, y de paso, de nuevo me ahorraba el trabajo de traducción.

---------------------

¡Hola, Alan! Desde hace años he seguido con interés la escritura de Jerusalén y el libro siempre parece que está a punto de ser completado. ¿En qué fase se encuentra ahora? ¿Te emociona el hecho de que finalmente se vaya a terminar? ¿Qué podemos esperar cuando se publique finalmente? Muchas gracias y mucho amor, Sonny.


Alan Moore: Bueno, me complace informarte de que la escritura del primer borrador acabó alrededor de hace un año, el 7 de septiembre de 2014. Durante este último año he estado trabajando con Donna Bond, una editora muy capaz a la que involucré en el proyecto para que supervisara el enorme manuscrito después de la muerte del editor que había escogido inicialmente, Steve Moore. Donna ha hecho sugerencias sobre algunos cambios y modificaciones a lo largo de los treinta y cinco capítulos... Dios la bendiga, e incluso señaló algunas ideas útiles para el capítulo francamente ilegible de Lucia Joyce... y puedo informar que he terminado de integrar las modificaciones en el último capítulo hace tan sólo seis días, el 22 de octubre. Este borrador casi completo ya está en manos de los editores, y creo que algunas de las editoriales extranjeras han comenzado la larga tarea de traducirlo. También se ha enviado a mis dos macro-gerentes de confianza (para ver si había grandes fallos estructurales o en la trama, debido a la gran magnitud de la obra y a su enorme número de personajes), el autor y escritor Ali Fruish, y el autor e historiador contracultural John Higgs. Mientras tanto, en breve reaunudaré mi labor con el dibujo de la portada, algo en lo que había empezado a trabajar antes de empezar a escribir el libro, y que luego dejé de lado porque me pareció una forma estúpida de hacer las cosas. Espero que salga a la venta el próximo año. Al volver a leer el libro con las modificaciones integradas de Donna (en serio, esta mujer es brillante: incluso se percató de la forma equivocada en la que yo utilizaba la palabra "Carena"), bien puedo decir que estoy delirantemente entusiasmado y que, al menos desde mi punto de vista, diría que esto es lo mejor que he escrito nunca, o que con toda probabilidad volveré a escribir. Os doy a todos las gracias por vuestra considerable paciencia a lo largo de los diez años que he tardado en hacer funcionar este mecanismo, y espero sinceramente que estéis de acuerdo en que la espera ha valido la pena.


PREGUNTA Nº 31

Me encanta "La Voz del Fuego". ¿Dispone ya "Jerusalén" de fecha de lanzamiento?


Alan Moore: Bueno, me complace informarte de que la escritura del primer borrador acabó alrededor de hace un año, el 7 de septiembre de 2014. Durante este último año he estado trabajando con Donna Bond, una editora muy capaz a la que involucré en el proyecto para que supervisara el enorme manuscrito después de la muerte del editor que había escogido inicialmente, Steve Moore. Donna ha hecho sugerencias sobre algunos cambios y modificaciones a lo largo de los treinta y cinco capítulos... Dios la bendiga, e incluso señaló algunas ideas útiles para el capítulo francamente ilegible de Lucia Joyce... y puedo informar que he terminado de integrar las modificaciones en el último capítulo hace tan sólo seis días, el 22 de octubre. Este borrador casi completo ya está en manos de los editores, y creo que algunas de las editoriales extranjeras han comenzado la larga tarea de traducirlo. También se ha enviado a mis dos macro-gerentes de confianza (para ver si había grandes fallos estructurales o en la trama, debido a la gran magnitud de la obra y a su enorme número de personajes), el autor y escritor Ali Fruish, y el autor e historiador contracultural John Higgs. Mientras tanto, en breve reaunudaré mi labor con el dibujo de la portada, algo en lo que había empezado a trabajar antes de empezar a escribir el libro, y que luego dejé de lado porque me pareció una forma estúpida de hacer las cosas. Espero que salga a la venta el próximo año. Al volver a leer el libro con las modificaciones integradas de Donna (en serio, esta mujer es brillante: incluso se percató de la forma equivocada en la que yo utilizaba la palabra "Carena"), bien puedo decir que estoy delirantemente entusiasmado y que, al menos desde mi punto de vista, diría que esto es lo mejor que he escrito nunca, o que con toda probabilidad volveré a escribir. Os doy a todos las gracias por vuestra considerable paciencia a lo largo de los diez años que he tardado en hacer funcionar este mecanismo, y espero sinceramente que estéis de acuerdo en que la espera ha valido la pena.


PREGUNTA Nº 32

Todo el mundo está loco, pero algunas personas son unos tarados geniales (escritores, poetas, artistas, etc.) o locos enajenados (psicópatas, políticos, Marlon Brando durante el rodaje de "Apocalypse Now"), o por lo menos eso es lo que yo creo. Mi pregunta es: ¿Crees que esto es cierto? Y si es así, ¿crees que formar parte de una de las categorías, o de ambas, ayuda a que alguien sea un gran escritor, o no tiene nada que ver?


Alan Moore: Puede que una forma más útil de mirarlo es si pensamos que tanto "locura" como "cordura" son construcciones sociales que en realidad significan muy poco y dependen una de la otra para ser definidas: un loco es alguien que no está en su sano juicio, y una persona sana es alguien que no está loca. Teniendo en cuenta que estas definiciones provienen de una cultura que durante varios miles de años no ha podido llegar a alcanzar una teoría adecuada para describir o delinear la simple conciencia humana, no veo que la definición puramente social de que alguien determinado sea considerado de alguna manera "anormal" pueda tener alguna base real o significado. Básicamente, no estoy del todo seguro de que la locura y la cordura existan o signifiquen algo realmente, y estoy aún menos seguro de la definición contemporánea de "genio". "Genio" solía ser una palabra que denotaba una verdadera chispa divina de inspiración que poseía y animaba brevemente a una persona, en lugar de una palabra que se le otorgaba a la persona en sí. Creo que probablemente sería mejor que los seres humanos, con nuestras frágiles psicologías y estructuras egoístas, aceptásemos que cuando la genialidad crea grandes o geniales obras de arte a través de nuestra persona, eso no significa que nosotros mismos seamos un gran artista o un genio. En cuanto a si tienes que que formar parte de alguna variedad de categoría de locura para ser un gran artista, diría que lo que tienes que hacer para realizar obras de arte estupendas es ser completa y ferozmente tú mismo. Esto podría, o no, hacer que te clasificaran como loco, pero como he comentado antes, creo que esos son clasificaciones que hacemos y que no tienen demasiado sentido en referencia a un tema del que claramente no entendemos nada, lo cuál es en gran parte el problema.


PREGUNTA Nº 33

¿Tienes algún interés en hacerte cargo de nuevo de La Cosa del Pantano?


Alan Moore: No, me temo que La Cosa del Pantano está entre las series que he repudiado y con las que ya no me puedo permitir el lujo de mantener algún tipo de conexión emocional. Puedo certificar que mi trabajo en un futuro no implicará a personajes franquiciados de ningún tipo, y desde luego, aún menos los que pertenecen a la industria mainstream.


PREGUNTA Nº 34

¿Cuáles son tus mayores influencias literarias?

Alan Moore: Si te soy honesto, casi todos a los que he leído me han influido, bien sea positiva o negativamente. Mis principales influencias serían William Burroughs, por la útil y chamánica energía que se puede encontrar en sus escritos e ideas, el no-músico Brian Eno, sencillamente por su enfoque de la propia creatividad eternamente curioso y aventurero, y más recientemente la obra del extraordinario Iain Sinclair por el chisporroteante y combativo nivel de intensidad que revela su furioso acercamiento al lenguaje.

PREGUNTA Nº 35

Alan, tu producción artística se ha convertido en legendaria a pesar de que eres casi igual de conocido por haberte quedado insatisfecho muy a menudo por la forma en que tus historias clásicas han sido tratadas por los editores y por el mundo del cine. ¿Cómo te gustaría que tratasen la obra de un autor dichos editores y directores de cine?


Alan Moore: En cuanto a cómo debe aparecer la obra de un autor en formato impreso, diría que lo que personalmente siempre he estado buscando es que tan sólo no me mientan o me roben. Estoy hablando de respeto entre ambas partes. En cuanto a las adaptaciones cinematográficas de la obra de un autor, sólo pido que se hagan en caso de que el autor en cuestión quiera que ellos las hagan. Más allá de eso, creo que soy alguien bastante llano y servicial en cuanto a cómo ha de publicarse mi obra. Sólo pido que los editores traten a los creadores y a al trabajo que producen con el respeto que se merecen.


PREGUNTA Nº 36

¿Resulta difícil asustar al público en la actualidad? Parece que como cultura, aunque quizá no hayamos conseguido refinarnos, por lo menos es como si nos hubiésemos quedado saciados. ¿O es que esto sólo es superficial, y en el fondo seguimos siendo los mismos bárbaros supersticiosos y cobardes que siempre hemos sido?


Alan Moore: No creo que actualmente sea más difícil que nunca asustar al público. Allá donde quiera que nos encontremos de nuestra historia cultural, podríamos asegurar que las cosas que asustaban a nuestros padres ya no nos producirán el mismo escalofrío que les producían a ellos. Por ello, lo que necesita la escritura de terror es avanzar sin descanso y descubrir nuevas formas de asustar o de molestar a su público contemporáneo. La obra de Thomas Ligotti es un magnífico ejemplo. De hecho, iría tan lejos como para sugerir que con nuestro moderno público programado sólo para esperar ser aterrorizados dentro de ciertos parámetros establecidos -una especie de estado casi reconfortante en el cuál el público siempre podrá predecir más o menos de dónde procederá el horror- entonces creo que actualmente puede ser mucho más fácil aterrorizar genuinamente a los lectores. Creo que en Providence, donde nos hemos salido del camino habitual para enfocar el terror desde ángulos inusuales y presentarlos utilizando técnicas narrativas novedosas, hemos hecho algo por el estilo. En la obra aparecen algunas escenas que pienso que los lectores encontrarán realmente aterradoras. En realidad es una cuestión de intentar esforzarte por ser innovador.


PREGUNTA Nº 37

Por supuesto que espero que te hagamos caso con la siguiente: ¿Cuáles son los tres libros esenciales que nos recomendarías a nosotros, tan poderosamente iletrados como somos?


Alan Moore: Bueno, siempre y cuando entiendas que esta respuesta es totalmente arbitraria y que sólo incluirá tres de los posiblemente ocho libros que se me acaban de pasar por la cabeza en este mismo momento, entonces sugeriría que todo el mundo se leyese "The Vorrh" de Brian Catling, sencillamente por su psicótico lirismo. También se debería leer "El tercer policía" de Flann O'Brien, por su inolvidable y eterna calidad irlandesa. Todos deberían leerse "El Doctor Hoffman y las infernales máquinas del deseo" de Angela Carter, no porque sea su mejor libro, sino para recordar que resulta posible la existencia de libros como este. Y creo que también habría que echar un ojo a "Mother London" de Michael Moorcock, por su forma de arrasar el corazón, y a "White Chappell, trazos rojos" de Iain Sinclair, por ser tan innovador y por su frenética energía callejera. Y eso sólo si quieres leer ficción. De lo contrario, cualquiera debería leerse "The Heart of the Original" de Steve Aylett, porque todos necesitamos una buena reprimenda; "Historia alternativa del Siglo XX" de John Higgs, si se quiere tener alguna posibilidad de entender el Siglo XXI, y creo que deberían obligar a todas las mujeres y a todos los hombres a leerse la investigación brillantemente perspicaz sobre el actual estado del feminismo escrita por Bridget Christie y titulada "A book for her", que tiene que ver con la regla o algo así, no lo sé, porque mientras me lo estaba leyendo también estaba pensando en coches y fútbol y realmente no presté demasiada atención.

viernes, 20 de noviembre de 2015

RUTA 66 NÚMERO CIENTO TREINTA Y NUEVE

RUTA 66 NÚMERO CIENTO TREINTA Y NUEVE (Mayo, 1998)
AQUI.

"Había muchos personajes pintorescos en el suburbio del norte de Londres donde crecí. En el espectáculo, y en muchas de mis primeras canciones, aparecen estos personajes que conocí cuando era un crío en Muswell Hill. El barrio era una fuente muy rica de tipos en los que inspirarse para escribir canciones. Fui muy afortunado en ese sentido. Lo mismo ocurrió después con los mánagers y la gente del negocio musical, tipos todos ellos muy obvios, muy definidos. Escribir canciones como "Well respect man" o "Sunny afternoon" no entrañó ninguna dificultad, los personajes estaban allí, existían de verdad, solo tenía que usarlos como modelos."

En este Ruta 66 número ciento treinta y nueve Bertrand Laforette disfrutó (y nos hizo disfrutar) de una amena charla con Ray Davies donde el artista desvelaba todos los misterios de su espectáculo titulado "20th Century Man: The Storyteller".

jueves, 19 de noviembre de 2015

COIN - ATTRACT MODE


COIN - Attract Mode
(Jon Meng Records, 1999)

1-Intro
2-Coin (That's Right)
3-Intro(2)
4-Circular Beats
5-9" (All The Way Down)
6-Intro(2)(2)
7-Play Fascination
8-98 Coins
9-Intro(2)(2)(2)
10-Xmas On A Boat
11-Tuff Actin' Lady
12-Intro(2)(2)(2)(2)
13-Laundrymat B.J.
14-Intro(2)(2)(2)
15-Pod Position
16-Outro

AQUI.

miércoles, 18 de noviembre de 2015

LO GLORIOSOS QUE FUERON LOS SIMPSONS (parte 3 de 4)


LO GLORIOSOS QUE FUERON LOS SIMPSONS (parte 3), por Robert Fiore para The Comics Journal Special nº 4, 2004. (Parte 1, parte 2.)

SOBRE LA SUPUESTA BLANDURA DE LOS SIMPSONS

Cuando le propuse este artículo a mi editor su comentario fue bastante desalentador. ¿No era el programa demasiado blando como para funcionar como una sátira? ¿Acaso el definitivamente benigno punto de vista de Homer no ejercía de tranquilizante de la audiencia en lugar de desafiar su complacencia? Suponía una buena objeción. Trabajar en televisión supone negociar con el diablo incluso en las mejores circunstancias, e incluso el programa "más afilado" debía ofrecerles a sus espectadores la oportunidad de pensar que sus creencias habían sido reforzadas. Casi todos los episodios corren el riesgo de caer en la sensiblería con el fin de pagar tributo a la sagrada institución familiar. A lo largo de su recorrido el programa ha abusado descaradamente de finales con “cambio de actitud” (uno de los personajes llega a un punto en el que él o ella debe elegir entre hacer el bien o el mal, entonces mira a su/ sus madre-papá-hermano-hermana-perro, que tienen expresión suplicante, y hace lo correcto). La sátira superficial de la energía nuclear, los jefes codiciosos y maliciosos, los políticos corruptos y demás se ve socavada por la exageración (por ejemplo, la planta de energía nuclear está gestionada de forma tan negligente que la crítica del poder nuclear no tiene un verdadero peso.) Así mismo, cualquier celebridad invitada que esté interpretada por la propia celebridad será tratada con paños calientes.

Pero dentro de este suave cascarón encontramos un duro núcleo. Es como la frase de Noel Coward sobre las películas, donde retratar el matrimonio hasta el noveno rollo resulta imposible, aunque será indispensable hacerlo en el décimo. La pregunta es, ¿qué parte del episodio vas a creerte, los primeros 27 minutos o los tres últimos? Los Simpson revisten sus desagradables observaciones de una azucarada capa de despreocupación, que refleja exageradamente nuestra propia despreocupación ante las desigualdades e iniquidades que nos rodean. La tendencia instintiva del público es la de tomarse menos en serio las acciones de los dibujos animados que las de los programas con criaturas de carne y hueso, lo cuál le permite a los Simpsons un notable grado de licencias. (¿Cuántas comedias de situación actuales incluirían al borracho del pueblo entre su elenco con el fin de hacer reir?) La pregunta que pide tácitamente el público es la siguiente: ¿hablamos en serio cuando decimos que no estamos hablando en serio? No se debería confundir a Homer Simpson con personajes como el fanático, pero con corazón de oro, que protagoniza “All In The Family” [Todo en familia]. Aquí se recurre a la virtud sólo en las situaciones más extremas; su respuesta normal ante las situaciones ordinarias es la inmoralidad.


¿EN QUÉ SENTIDO ES BUENO HOMER? O HOMER CONSIDERADO COMO UN VEHÍCULO UTILITARIO DEPORTIVO.

Sin embargo, de vez en cuando algún personaje (generalmente Marge) deja establecido que la personalidad de Homer es la contraria. Para ella Homer es un buen hombre, y el programa parece estar de acuerdo con su punto de vista. Resulta difícil ver qué es lo que quieren decirnos. Como trabajador es perezoso, como vecino es envidioso, como esposo es grosero, como padre es negligente. Siempre está de mal humor, es infantil, auto-indulgente e incluso un ladronzuelo. Se puede decir que no tiene malicia, pero esto supone más la ausencia de un vicio que una virtud. Su única virtud de verdad es la fidelidad conyugal, algo que dice mucho acerca de los límites de lo que puede llegar a hacer, incluso en una comedia "afilada" para televisión (tengamos en cuenta que Al Bundy, de “Married With Children” [Matrimonio Con Hijos] comparte el mismo rasgo.) Si Homer le fuese infiel a su esposa sería un personaje verdaderamente desagradable. (Por otro lado, si Marge engañase a Homer resultaría muy interesante. Difícilmente podríamos culparla, y tener una vida secreta la otorgaría una dimensión inesperada que tendríamos que intentar comprender.)


Homer es el equivalente humano de un vehículo utilitario deportivo. Si quieres verlo de esa forma, el “SUV” supuso todo un triunfo de la desregulación. Debido a que se fabricó con el fin de ser regulado como un camión, se encuentra exento de las habituales regulaciones que se les aplican a los turismos. Por lo tanto, el comprador percibe que está recibiendo algo de mucho valor a cambio de su dinero. De forma perversa, la buena voluntad generada por los coches de pasajeros regulados redunda en beneficio de los “SUV”, y su peso y altura generan una nueva ilusión de seguridad. Sin embargo, al final el mayor problema de seguridad relacionado con el SUV reside en que tiende a ser conducido por personas que (a) no saben cómo conducirlo, y (b) no se dan cuenta de que lo que están conduciendo es un camión. Gracias a su fenomenal éxito se ha convertido en una de las bases de la economía. Del mismo modo, la pereza y negligencia de Homer, que normalmente supondría un enorme inconveniente en cualquier negocio, para el dueño de la descuidada central nuclear de Springfield es toda una bendición. La idea de hacer que Homer sea el inspector de seguridad en esas instalaciones fue uno de los golpes maestros de la serie y, aparentemente, uno que llegó tarde. El personaje no consiguió el cargo hasta el segundo episodio de la serie regular, y puedes notar cómo los creadores se lamentaron por no haberlo pensado antes. (Aparte del de Homer, en la Planta de Springfield hay dos puestos de trabajo más: (1) Llevar papeles de un lado a otro vestido con bata de laboratorio y (2) Perder el tiempo utilizando las barras radiactivas como bate. Originalmente Homer estaba empleado en una bolera.) En el trabajo es tan negligente como ejerciendo de padre, ya que no tiene en cuenta que gracias a su empleo puede solventar una interminable serie de pagos de facturas a tiempo y proporcionar a su familia una vida de clase media hasta que venza la factura final.


LA INEVITABLE LISTA DE MEJORES EPISODIOS

Es el gran cliché de los artículos sobre los Simpsons, lo sé, pero si una revista se compone de artículos, un programa de televisión está hecho de episodios. En cuanto a mi lista, me parece que mis episodios favoritos tienden a provenir de dos épocas diferentes: la época clásica de la tercera y cuarta temporadas, en las que los personajes y su mundo terminaron alcanzando su madurez y todos los involucrados parecían estar encantados mientras se salían con la suya, y el período barroco de la séptima y octava temporadas, cuando empezó a mostrarse la tirantez y los creadores intentaron exprimir la serie con nuevas historias a base de explorar las implicaciones más profundas del mundo que habían creado. Cabe señalar que desde sus comienzos el programa adoptó la práctica de combinar la historia principal de cada episodio con una trama secundaria, y generalmente una de las tramas suele ser más poderosa que la otra. (En un episodio Bart se preguntaba por qué la visión revelada por un sabio indio desvelaba extrañas cosas sobre Homer. "El espíritu debe haber pensado que la visión principal era un poco más floja," responde tímidamente el sabio.) Encontrarse con episodios que mantienen la calidad a lo largo de toda la trama no suele ser muy habitual, y por lo general, cuanto más se refuerce y aparezca el argumento principal en un episodio, éste será mejor.


Casa Árbol del Terror II [Treehouse of Horror II]: Los episodios de Halloween ejemplifican perfectamente el ingenio y sofisticación con los que Los Simpson tratan a la cultura de masas, y esta fue una entrega que en un principio sólo iba a aparecer anualmente (al menos hasta que la apestosa Fox comenzó a programar los episodios después de Halloween.) En el primer segmento, una versión Simpsonizada de "La pata de mono" [relato de W. W. Jacobs, 1902], los tres deseos fracasarán necesariamente y Homer le entregará el talismán a Ned Flanders, anticipando el desastre. Como es natural, Flanders utilizará los deseos correcta y sabiamente. "Ojalá tuviera una pata de mono", se queja al final un malhumorado Homer. El segundo segmento, una parodia del episodio de "Twilight Zone" titulado “It´s a good life” le ofrece a Bart el dominio absoluto sobre la realidad. Algo que hace que Bart demuestre ser una encantadora creación cómica es que mientras que suele hacer cosas que sobrepasan su edad, en el fondo es un niño, algo que en esta ocasión demuestra perfectamente. El tercer y último segmento (con Monty Burns como Dr. Frankenstein y con Homer proporcionándole su defectuoso cerebro) realmente no es gran cosa, pero como los dos primeros han sido altamente estimulantes, eso hace que llegues hasta el final.



El Flambeado de Moe [Flaming´s Moe]: Destaca por su visión de la personalidad venal de Homer. Cuando Moe el camarero convierte un cóctel inventado por Homer en un fenómeno popular, Marge intentará consolar al abatido personaje quitándole hierro a las ganancias que genera su combinado señalando que sus invenciones también están haciendo feliz a mucha gente. La respuesta de Homer: "¡Oh, mírame! ¡Estoy haciendo feliz a la gente, qué bien! ¡Soy un hombre mágico! ¡Del país feliz, de la casa de gominola de la calle de la piruleta!"



Kampamento Krusty [Kamp Krusty]: En su búsqueda de cómplices adultos que refuercen su rebelión, Bart acude al encuentro más desafortunado y de cometido más engorroso que ha tenido nunca con Krusty el payaso, en un producto tan anticuado que sólo podría vendérsele a un niño. En este episodio la disposición de Krusty a poner su nombre en cualquier cosa que tenga un signo de dólar en ella choca con la disposición de Bart a poner su buena fe en todo lo que tenga el nombre de Krusty en ella, y la fe de Bart sólo podrá ser restaurada mediante la peregrinación a Tijuana, el Lourdes de la cultura basura.



Homer, el Hereje [Homer the Heretic]: Hasta ahora he enfatizado los vicios de Homer, pero hay un segundo aspecto del personaje, el de Santo Inocente. Él peca, pero sólo por su ignorancia absoluta de lo que es el bien y el mal. En este episodio, Dios le da la dispensa para que comience su propia religión, que consiste principalmente en holgazanear los domingos. (Extraño, pero cierto. Yo también he empezado a militar en esa misma teología.) Al final Homer le pregunta a Dios si le puede dar respuestas sobre los secretos del universo, y Dios le dice que tendrá que esperar hasta después de su muerte. Cuando Homer responde que no puede esperar tanto tiempo, Dios le dice: "¿No puedes esperarte seis meses?"



Rasca y Pica, La Película [Itchy and Scratchy: The Movie]: Probablemente no hay nada que capture mejor el sinsentido puro de la destrucción infantil que cuando Bart está martilleando unos paquetes de mostaza con la melodía de "jingle bells" sonando, salpicando la alfombra de una pegajosa sustancia amarilla. Cuando le preguntan por qué hace esas cosas, él responde con toda sinceridad: "No lo sé". En el mismo episodio aparece la apoteosis de la despreocupación, unos dibujos-animados-dentro-de-los-dibujos-animados: Rasca y Pica. Se basan en todos los dibujos animados con gato y ratón incluidos en ellos, pero creo que una de sus inspiraciones particulares bien puede ser la serie “Herman and Catnip”, en donde la tiranía del gato sobre los ratones funciona como preludio mínimo de la sinfonía de sadismo que los ratones le aplicarán al gato. Aquí también nos encontramos cara a cara con la siempre fastidiosa pregunta sobre cuál podría ser el destino de Bart. Imaginamos que en el momento en el que Bart se haga mayor se largará de su casa, o eso nos gusta pensar. Contar lo que le ocurre es algo imperdonablemente simplista por parte del guionista de un programa televisivo. En este episodio se postula que finalmente Bart se convertirá en juez de la Corte Suprema porque una vez Homer lo castigó firmemente, lo cual resulta poco satisfactorio a varios niveles, siendo el menos importante lo poco creíble que resulta dicho futuro. En otros vistazos posteriores sobre el futuro de Bart este se convierte en un perdedor y en un derrochador, careciendo incluso de la rudimentaria ética por el trabajo de su padre, algo que resulta mucho más probable, aún siendo demasiado desmoralizador.



Lisa Sobre Hielo [Lisa on Ice]: Creo que uno de los indicativos que funcionan como punto fuerte de la serie es que muchas de sus mejores frases no tienen sentido fuera de su contexto dramático. (Aquí tenemos una que hará sonreír a cualquier fan: [Homer hablandos sobre Lisa.] "No quiero que nadie abuse de ella sólo por el hecho de que sea diferente. No quiero burlas, ni bromas... ¡JA! ¡Mirad, un niño con tetas! ¡[Dadme] una toalla mojada!") Lo más destacado de este episodio son las circunstancias que llevan a gritar a una pacifista para toda la vida lo siguiente: "¡Id a por el hueso! ¡A por el hueso!"



Espectacular Episodio Número 138 [The Simpsons 138th Episode Spectacular]: Improvisar un "nuevo" episodio con trozos de los antiguos es algo que se ha convertido en un elemento básico de las comedias televisivas. Aquellos que las desarrollan para la televisión por cable se han vuelto tan desvergonzados como para hacerlo en cada temporada. Nadie antes de Los Simpson había hecho que uno de estos fraudes se convirtiese en uno de sus episodios más divertidos, y creo que nadie más podrá hacerlo después. El secreto era que tenían un montón de antiguos cortes en los archivos que resultaban novedosos para los espectadores, y que mezclados todos juntos constituyen una marcada parodia de los masturbatorios programas tributo.

(Continuará)